GTRES

Britney Spears, a punto de ser 'free' como el viento

El padre ha decidido poner fin a la tutela

Victoria absoluta.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Es una de las historias más sonadas de los últimos años. Britney Spears (39), la princesa del pop, lleva 13 años viviendo bajo la tutela legal de su padre. Hasta ahora porque Jamie Spears pidió el martes 7 de septiembre a un tribunal que por fin se acabe el polémico régimen que le hizo tener la última palabra en todos los detalles de la vida de la cantante: dinero, hijos, conciertos... TODO. El movimiento #FREEBRITNEY pedía a gritos que se pusiese fin a todo esto.

Vale, y cuál es la novedad, estarás pensando. Es verdad que el padre ya había anunciado su intención de quitarse de en medio. Dijo que su único objetivo siempre ha sido defender los intereses de la hija, y que si ella no lo veía bien, que él se apartaba. Aunque ya se sabe que en estas cosas las intenciones no son lo que cuentan. Por fin ha llegado el gran día. Jamie ha dado el paso. ¡Papeleo presentado! No quiere seguir encargándose de su hija.

El abogado de Britney ha reaccionado diciendo que esta es una "victoria absoluta". Este es sin duda un paso más, pero aún no es el final. El anuncio del progenitor el pasado 12 de agosto se ha transformado en una realidad, sí, pero el caso está en manos de la justicia.

De parte del representante del padre también se han escuchado unas declaraciones: "Como el señor Spears ha dicho una y otra vez, lo único que quiere es lo mejor para su hija. Si la señorita Spears quiere poner fin a la tutela y cree que puede manejar su propia vida, el señor Spears cree que debería tener esa oportunidad", dijo la abogada del padre, una letrada llamada Vivian Lee Thoreen. 

Fue en junio cuando Britney Spears denunció la tutela de su padre, que según ella y su abogado, se estaría llevando a cabo de una forma abusiva. En Estados Unidos este tipo de recurso solo se emplea para personas con enfermedades graves, personas que no pueden decidir por ellas mismas. Se supo incluso que a la cantante no se le permitía tener más hijos, ya que había sido obligada por su padre a usar el DIU. 

El fin de la tutela estaba ya solicitado, pero con este paso de Jamie Spears todo indica que el desenlace está cerca. Dicha tutela se encuentra dividida en dos: la parte financiera la lleva el padre, mientras que la personal sigue en manos de un abogado, Jodi Montgomery. 

Cabrá a la jueza encargada del caso la decisión final: aceptar o rechazar la petición del progenitor. Tendremos novedades el próximo 29 de septiembre, que es la fecha programada para la audiencia.