GTRES

Britney Spears no calla: sus mánagers querían matarla

Las de la época de la tutela que ejercía su padre

Nuevas declaraciones explosivas.

CUORE.ES -

Britney Spears (40) está 'on fire'. Ha dicho que va a demandar a Lou Taylor y Robin Greenhill, sus antiguas mánagers durante la tutela que ejerció su padre sobre ella. Esto porque querían MATARLA.

Spears ha afirmado públicamente que su padre, Jamie Spears, adoraba tanto a la fundadora de Tri Star Sports Entertainment Group, Lou Taylor, y a su socia Robin Greenhill, que habría hecho cualquier cosa que le pidieran. "Habría hecho cualquier cosa. Creo que intentaban matarme. Todavía hoy pienso que eso es EXACTAMENTE lo que intentaban hacer”, ha dicho la princesa del pop.


Britney también dijo que nadie habría sobrevivido a lo que le hicieron y que, además, todavía lo recuerda todo. Por ello, la cantante asegura que las va a demandar porque, en su momento, se salieron con la suya. "Nadie más habría vivido lo que me hicieron. Viví todo y lo recuerdo todo”, continuó Britney en un post que ha compartido en su Instagram.

El abogado de Taylor, Charles Harder, ha reaccionado. Lo hizo en una declaración a la web Page Six, en la que tacha de "totalmente falsas" las afirmaciones de Britney en Instagram.  "Altamente ofensivas, dañinas e inaceptables”, dice el letrado. ¿Cómo te quedas?

La historia de Tri Star en la vida de Britney Spears

Jamie Spears, como sabes, es el padre de Britney Spears. Tiene 69 años y cuando tutelaba a su hija decidió contratar a Tri Star como gestor de negocios de la herencia de Britney. Lo llevó a cabo en 2008, época en la que asumió las riendas de la vida de Brit. La empresa trabajó con la cantante durante más de una década, pero renunció en el otoño de 2020.

Lo que pasó a continuación es lo que ya se sabe. Britney luchó muchísimo por recuperar su libertad, y por fin lo consiguió en noviembre de 2021. Fue un juez de Los Ángeles quien puso fin a la tutela. Britney acusó a su padre y a sus gestores de abuso y... Ganó.

La cantante contará su historia en el Congreso de Estados Unidos

Así es. El Congreso de Estados Unidos de América quiere que Britney Spears cuente públicamente el calvario por el que ha pasado. El problema de las tutelas abusivas es real en tierras del tío Sam, por lo que hay muchísimos congresistas interesados en oír la historia de Brit.

La intervención de Brit será más o menos lo que hizo Paris Hilton, cuando acudió a Washington para denunciar los abusos sufridos en los centros de rehabilitación por los que ha pasado en su adolescencia. Y tendrá una repercusión inmensa, ya verás.