GTRES

Britney Spears contraataca: contrata a un nuevo abogado

La lucha continúa.

La cantante no piensa dejar en manos de su padre su tutela legal y por eso ha dado un importante paso hacia su ansiada libertad.

CARMEN RAYA -

No pudo ser: aunque Britney Spears (39) conmovía al mundo entero con su testimonio, que ha cambiado la forma en la que todos vemos a la artista e incluso los recuerdos que tenemos de ella (nosotros mismos, como medio, nos lamentamos por haber vivido de espaldas a esta realidad en la que ha vivido), finalmente su padre, Jamie Spears, seguirá siendo su tutor legal. La jueza del caso desestimaba la petición de Britney y de su abogado de cambiar su situación actual.

"La petición de suspender a James P. Spears inmediatamente del papel de único tutor legal es rechazada." Además, señalaban que les parece que Britney es "sustancialmente incapaz de gestionar sus asuntos financieros o impedir fraudes o influencias indebidas."

Una jarro de agua fría para todos, ya que el mundo entero (artistas incluidos), daban su apoyo a la artista después de escuchar su testimonio, que duró 24 minutos y en el que decía sentirse "secuestrada" por su padre.

Jamie Spears ha sido tutor de Britney desde 2008, cuando sufrió una grave crisis mental. En 2019 se convirtió en el único administrador de su vida, al renunciar Andrew Wallet, abogado de la cantante. Aunque ya no se hace cargo de sus cuestiones personales (su salud incluida) sí controla sus negocios y gestiona sus contratos, así como las ganancias millonarias que aún siguen llegando a su cuenta.

Pero Britney Spears no piensa dejar que su padre siga siendo su tutor legal y este revés judicial no la va a parar. ¿Por qué? Porque según publica el portal de noticias TMZ, Britney Spears se habría puesto en contacto con el prestigioso abogado Matthew Rosengart para que lleve su caso a partir de ahora. Este señor forma parte de un bufete de abogados que cuenta en su cartera de clientes con nombres tan conocidos como Steven Spielberg, Sean Penn o el mismísimo Ben Affleck.

El abogado anterior de Britney, Sam Ingham, renunció recientemente a seguir representando a la cantante cuando esta declaró ante el juez que nunca había sido informada de que tenía derecho a pedir que se anulase su tutela lega y personal. Algo que Ingham asegura que sí le dijo a su representada en más de una ocasión.

Una cosa queda clara, Britney Spears no piensa dejar de luchar hasta conseguir lo que ella considera justo y no solo cuenta con la ayuda y el apoyo de su novio, sino con todos los que a lo largo de los años han iniciado y seguido el movimiento #FreeBritney.