GTRES

Britney Spears conduciendo (y delinquiendo) un día después del accidente de su novio

Han pillado a la cantante con el móvil mientras conducía cerca de su casa de Thousand Oaks

Era un domingo en la tarde y fui a los coches de choque...

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Si ayer nos llevamos un sustazo cuando nos enteramos de que el novio de Britney Spears (39), Sam Asghari había sufrido un inoportuno accidente de tráfico justo dos semanas después de comprarse un coche nuevohoy la cantante ha sido fotografiada conduciendo con su teléfono en la mano, algo que, igual que ocurre aquí, está totalmente prohibido en Estados Unidos. 

La intérprete de 'Baby one more time' fue vista usando su móvil mientras conducía su Mercedes-AMG SL 63 (valorado en 155.000 dólares) mientras se dirigía a su casa en Thousand Oaks, California, el martes. En California es ilegal utilizar un teléfono mientras conduces, a menos que sea en modo manos libres, igual que hacemos en las carreteras españolas, por lo que los medios no han tardado en dar la noticia, más cuando esta 'pillada' ha ocurrido solo un día después de que su chico provocara un accidente en las inmediaciones de su casa.

Y más:

- Britney Spears habla (al fin) sobre su documental (mal): "Me siento avergonzada"

- El padre de Britney Spears utiliza su testimonio y... Seguirá siendo su tutor legal

- El padre de Britney Spears controla hasta su útero: forzada a llevar DIU

"¿Fue mi culpa? Sí. ¿La otra persona está bien, que es lo más importante? Sí, y eso es algo positivo", aclaró el propio Sam a través de sus historias de Instagram. "Cuando ocurren situaciones como esta, chicos, siempre pensad en ello como si evitara que ocurriera algo peor. Pensad siempre en lo positivo y disfrutad de la vida. Mientras tú estés bien y la otra persona también, entonces todo lo demás saldrá bien. No necesitas arruinar todo tu día por ello".

Por suerte, ni Sam ni la mujer con la que chocó resultaron heridos, y aunque la policía acudió al lugar del accidente, fue simplemente para "rellenar un informe".  

Estos incidentes al volante se han producido solo unas semanas después de que Britney declarase en los juzgados, contando hasta dónde llegaba el control que su padre ejercía en su vida, y asegurando que ni siquiera podía subirse al coche de su novio, y mucho menos cumplir su sueño de casarse con él y tener una niña, pues no puede ni quitarse el DIU que le pusieron hace años. Ahora parece que va recuperando algunas parcelas de libertad, ya que al menos ha podido conducir sola y acompañar a su chico en su coche.