Bradley Cooper no quería ser actor en los 2000

Estuvo a puntito de dejar la interpretación. 

CUORE.ES -

El actor Bradley Cooper (47) tiene ahora mismo en cartelera la famosísima última película de Guillermo del Toro, 'El callejón de las almas perdidas', y en menos de un mes llegará a la gran pantalla otro filme protagonizado por él, 'Licorice Pizza', la nueva cinta de Paul Thomas Anderson. Unos trabajos que no podría haber hecho ahora mismo si hubiera seguido sus instintos hace más de una década. 

Sin embargo, ninguna de estas apariciones cinematográficas se habría producido si el intérprete estadounidense hubiera cumplido en 2020 su propósito de retirarse de la actuación. Eso es lo que ha confesado el propio Cooper en la última entrega de la serie de entrevistas 'Actors on Actors', organizada por la revista especializada Variety.

En conversación con el oscarizado Mahershala Ali, el también productor y cineasta ha reconocido que la llegada de la pandemia le dejó desmotivado e inmerso en una profunda crisis existencial. Afortunadamente, Anderson se puso en contacto con él para hablarle de su ambicioso proyecto y, antes incluso de ponerse manos a la obra, Bradley Cooper ya había recuperado la ilusión y el amor por su oficio.

"La razón por la que no dejé la interpretación es Paul Thomas Anderson. Cuando me llamó y me dijo que quizá podría estar en su película... De verdad que hubiera hecho cualquier cosa en su película, aunque solo fuera abrir una puerta", ha confesado el actor sobre la admiración que siente por el realizador de 'Boogie Nights'. "No quise perder esa oportunidad, era mi primera película una vez levantadas las restricciones más duras del Covid", ha añadido.