GTRES

Brad Pitt acaba en silla de ruedas, ¡tras su visita al dentista!

Al actor le han quitado las muelas del juicio y le han trasladado en sillas de ruedas a la salida del hospital

Pelín exagerados los americanos.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

A ver, está claro que si fuésemos enfermeras o médicos y tuviésemos a Brad Pitt (57) como paciente todas querríamos tratarle entre algodones no se nos fuera a descacharrar uno de los actores más guapos y talentosos de Hollywood, pero de ahí a hacer lo que han hecho en su dentista va un trecho, y bien grande.  

Resulta que el actor ha ido a quitarse las muelas del juicio (sí, con 57 añazos) y, al salir del hospital, le han llevado en silla de ruedas, oculto bajo la mascarilla quirúgica y unas gafas de sol y con la capucha de la sudadera puesta no se le fuera a ver algo. ¿El motivo? Que al parecer en el hospital tienen la política de sacar siempre así a los pacientes, aunque hayan ido a quitarse una verruga del cuello, para evitar que alguno tenga algún accidente o se resbale en sus dominios y se la pueda liar parda. También te digo que con la pasta que pagan allí por su seguro médico les podrían llevar en limusina de oro...

El caso es que el hombre ha intentado por todos los medios esconderse y que no le reconocieran, pero allí estaban los paparazzi esperando en la puerta para hacerle la foto de rigor. 

Es cierto que viendo las imágenes podría ser Brad Pitt como tu primo el del pueblo, pero lo de que se trata de el protagonista de 'Seven' no es que lo digamos nosotras, sino que lo ha publicado el diario 'Page Six' que es la biblia 'famosil' en Estados Unidos, así que si lo dicen ellos, nosotras nos lo creemos.

Por si no tuviera bastante con tener que haberse quitado las muelas del juicio, con lo molesto que es eso, hay que sumar que su interminable batalla legal contra su ex mujer Angelina Jolie continua tras cuatro años y medio, y ahora uno de sus hijos, Maddox, ha testificado en su contra y ha pedido cambiar de manera legal su apellido para usar solo el de su madre. "Sus palabras no dejaron en un buen lugar a Brad. Se niega a usar el apellido del protagonista de 'Once Upon A  Time in Hollywood' y solo lo utiliza en documentos que sean oficiales", ha publicado 'Us Weekly'.