Así fue la boda de Sara Carbonero e Iker Casillas: ¿por qué nadie la recuerda?

Boda secreta en 2016

Una boda tan discreta que nadie se acuerda... Esperemos que ellos sí.

ARACELI OCAÑA | CUORE.ES -

Que convertimos a Sara Carbonero (37) e Iker Casillas (40) en nuestros propios abanderados del amor gracias a ese BESAZO en el Mundial de Fútbol en Sudáfrica (marcado para siempre en nuestro calendario, fue el 11 de julio de 2010), eso lo saben ellos desde hace tiempo, seguro. Lo que muchos han olvidado, y esperemos que ellos no, porque si no menudo jaleo legal si realmente se separan (aunque en cuestión de una mañana han pasado de separarse a rejuntarse), es que la pareja se casó. Celebraron su boda en Boadilla del Monte (Madrid) el 20 de marzo de 2016 y fue tan pero tan discreta (y secreta) que los medios no supieron de ella hasta diez días después. Ya ves que pasó desapercibida porque cuando los rumores de separación llegaban a nuestras manos, pocos recordaban que esta podría desembocar en divorcio.

- Sara Carbonero e Iker Casillas: de separarse a rejuntarse en una mañana.

- Morimos de amor con el mensaje de Sara Carbonero en su aniversario de bodas.

"He tenido la boda que realmente había soñado. Tampoco había soñado algo concreto, pero estoy contenta y para mí fue muy bonito, la verdad. No todo el mundo sueña con tener un bodorrio y a mí igual me da más pereza hacer una megafiesta," comentaba Sara días después de celebrarse el enlace que, por cierto, a pesar de haberse celebrado en una intimidad muy íntima (la pareja, un primo de Iker y dos testigos: Irene, hermana de Sara y Martín, su hijo mayor), acabó llegando a la prensa antes de lo previsto: "Entiendo que es una cuestión de papeles que están en sitios públicos."

Tiempo después, Sara volvía a hablar de esa boda que nos tenía con la curiosidad en lo más alto: "Lo recuerdo como un día muy bonito, diferente porque estaba con una tripa de siete meses, pero muy especial."

Lejos quedan los tiempos prepandemia en nuestras cabezas pero fíjate que la pareja ya era bastante comedida entonces en sus celebraciones y alborotos: no llegaron a celebrar fiestón con familiares y amigos y tampoco se fueron de luna de miel. Se fueron a Oporto, a hacer su vida tranquila de entonces y ya estaría.

Después, la vida les pondría a prueba varias veces: traería la alegría, con la llegada de Lucas, eso sí, pero también momentos duros como el problema cardíaco de Iker y la enfermedad de Sara (que aún se recupera de un cáncer). En 2020 llegaron los rumores de separación y, finalmente, ahora casi podemos confirmar (aunque no oficialmente) que nuestra pareja favorita hasta la fecha, la de ese beso inolvidable y esa boda que nadie recuerda (ironías), sí que se va a separar.

EU / GTRES

EL BESO. 

De momento esta es la cara que se la ha quedado a Sara al ser preguntada por su separación. Ains...