Evan Agostini / GTRES

Y la boda de Paris Hilton será... ¡En tu tele!

Ha confirmado que su boda con Carter Reum se emitirá en televisión

Estamos todos invitados.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Paris Hilton (40) retransmitirá su boda por televisión. La heredera, que se comprometió con Carter Reum a principios de este año, ha confirmado que no solo los preparativos para su gran día aparecerán en su nuevo reality, 'Paris in Love', sino que también su boda formará parte del programa, por lo que imaginamos que será el gran capítulo de final de temporada.

"Acabamos de empezar a rodar nuestro nuevo programa, 'Paris in Love', en Peacock, y ahora mismo estamos rodando en Nueva York, preparándonos para la prueba del vestido y planeando la despedida de soltera. Hay muchas cosas. Así que estoy muy emocionada por compartirlo con todos mis fans".

Cuando le preguntaron si la boda en sí formaría parte de ese nuevo programa ella confirmó con un rotundo "Sí".

La intérprete de 'Stars are Blind' bromeó con que su boda será "algo mágico y divertido" y que su querido perrito participará en la ceremonia, en unas declaraciones a 'Entertainment Tonight'. "Ya sabes, no soy una novia tradicional. Tiene que estar mi pequeño chihuahua, Diamond Baby".

Paris también aseguró que Carter era su "príncipe azul" e insistió en que nunca había conocido a nadie como él. "Me vas a hacer llorar haciendo una pregunta así. Nunca he conocido a un hombre así en mi vida. Nunca he estado con alguien que me quiera y me apoye tanto, que me levante y que no me intimide. Él es simplemente mi mejor amigo y mi príncipe azul, todo en uno".

De hecho, lo ha pasado muy mal en sus relaciones anteriores, tal y como explicó en su documental 'This is Paris', en el que habló sobre los abusos que sufrió por parte de cinco de sus ex novios. "Pasé por múltiples relaciones abusivas. Fui estrangulada, me golpearon, me agarraron agresivamente. Aguanté cosas que nadie debería".

Al parecer, todo comenzó en el internado de Provo Canyon en Utah, en la década de los 90. Paris sufrió abuso físico y emocional en ese centro en su adolescencia, y como decidió no hablar de ello con nadie, empezó a verlo como un comportamiento normal, como si fuera la forma en la que las personas se relacionan. Eso, afectó a sus relaciones amorosas, pues en los cinco casos los abusos comenzaron de la misma manera: "Todos parecían ser hombres buenos pero con el tiempo mostraban sus verdaderos colores. Se ponían celosos, o a la defensiva o trataban de controlarme. Y llegaba un punto en el que se volvían física, verbal y emocionalmente abusivos. No entendía realmente lo que era el amor o las relaciones. Pensaba que al volverse tan locos, se enamoraban de mí. Mirando hacia atrás, no puedo creer que dejara que la gente me tratara así".