beyhive_germany / INSTAGRAM

Blue Ivy ya está pujando como toda una señora (rica)

Ojalá la cuenta corriente de la niña.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Blue Ivy, la hija de Beyoncé (39) y Jay Z (51), causa sensación (y ruido) allá donde va, y del mismo modo que en los Grammy 2018 fue el foco de atención, ahora en la 'Wereable Art Gala' ha vuelto a ser la prota del lugar.

Si en los Grammy mandó a callar a sus papis, en la subasta de arte que ha tenido lugar en dicha gala, la pequeña de 6 años ha sorprendido a todo el mundo pujando 19.000 dólares por un cuadro, y lo mejor, es que Blue Ivy habría seguido de no ser por su padre, quien tuvo que frenarla.

El cuadro en cuestión es obra del actor Sidney Poitier, y su subasta comenzó con un precio de salida de 16.000 dólares. Blue Ivy no se lo pensó dos veces al pujar 17.000, cosa que el padre intentó evitar bajándole la pala... Menos mal que alguien subió la cifra, porque Jay Z se estaba viendo cargando con el cuadrito.

Pero la cosa no siguió ahí... La puja continuó subiendo y la pequeña de los Carter volvió a subir la pala ofreciendo 19.000 dólares, mientras todo en el público eran risas. Los padres tampoco podían parar de reír, pero claro, Jay Z que sí está al día de la cuenta corriente (la niña probablemente no), consiguió que Blue no siguiera subiendo la puja que finalmente alcanzó los 20.000.

Lo que está claro es que aunque no se llevara su deseada obra de arte, Blue Ivy supo dar el cante (una vez más) desde que llegó, porque su aparición estelar en el 'photocall' de la gala vestida de oro como su madre también ha sido un escándalo, porque eran (sin exagerar) las chicas de oro:

 

Una publicación compartida de Beyoncé (@beyonce) el

¡Qué fantasía, por favor!