Jesus Briones / GTRES

A Blas Cantó lo queremos FUERTE por su alegato sobre pasarlo mal en eventos

¿Alguien más se siente identificado?

No nos engañemos, todos hemos sido Blas Cantó en algún momento. Blas, querido, te queremos. 

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Blas Cantó llevaba sin enfrentarse a un photocall desde hacía mucho tiempo, pero el cantante apostó por ir al estreno del documental de Laura Pausini ' Un placer conocerte'. Allí posó ante las cámaras con un mono de Eduardo Navarrete con el que estaba la mar de guapo. 

Eso sí, al llegar a casa quiso dejar claro que todavía le cuesta enfrentarse a este tipo de eventos y creemos que es justo y necesario decir que suscribimos cada una de sus palabras porque todos nos hemos sentido así alguna vez.

"Ayer fui a un evento. No me gusta ir a eventos, pero el de ayer era especial. Creo que ya lo he puesto por aquí, pero tengo un especie de trauma con eso. Cuando llego a esos sitios quisiera que la tierra me tragase, me gustaría disfrutarlo más, saludar a los compañeros sin miedo al rechazo. De hecho, si ayer no saludé a alguien fue porque ese temor me congeló. Por eso o porque no veo un carajo de lejos y no estaba seguro de quien eras. Te pido disculpas por eso. No sé en que momento, ese miedo se ha apoderado de mi. Supongo que es algo que tengo que seguir trabajando con mi psicóloga", comenzaba.

"Sé que en esta profesión hay mucha gente que me tiene cariño. Y yo a ellos y a ellas. Pero mentiría si digo que me siento totalmente relajado. No me importa lo que pregunten los medios, por ejemplo… no me asusta en absoluto. Ellos preguntan lo que quieren y yo contesto lo que me da la gana. No hay problema con eso. Es divertido. Solo que… me siento tonto a veces. Qué raro, verdad? Probablemente me juzgue yo más que el resto", se confesaba.

Para continuar diciendo: "Me sentí súper bien acompañado, fui con una amiga mía y mi equipo de Warner. Y en especial mi Almu de mi corazón estuvo muy pendiente de mi. Me hizo sentir seguro de mi mismo. Era la primera vez que volvía a un evento después de mucho tiempo, y sólo con decirme “qué guapo estás” o “qué ropa tan bonita llevas”, me hizo relajarme y disfrutar un poco más de la noche. Fue realmente motivador. Esas pequeñas palabras fueron suficientes para mi. Además, el día anterior me hice una herida en la cara derribando un muro. Así soy yo, inoportuno". Bueno querido, eso es como el grano que te sale el día de tu boda. No falla.

"Bueno, solo quería aprovechar este espacio, no solo para publicar fotos, sino para agradecer las palabras tan guays que me decís. Sobre ayer y cada vez que pongo algo. Sé que me conocéis más que yo mismo a veces, y sabéis lo importante que era para mi lo de ayer incluso sin haberos dicho nada. Gracias por escribirme y hacerme sentir bien. Nos vemos ya, y cuando digo ya, es ya", terminaba.

Blas, se te quiere y lo sabes.