Sipa USA / CORDON

La policía vuelve a tocar el timbre de Blac Chyna

Esta vez sin razón.

CUORE.ES -

Blac Chyna (33) está pasando unos días un poquito reguleros y sobre todo, problemáticos. La policía de Los Ángeles se presentó en su puerta tras recibir una llamada anónima alertando de que la empresaria había estado consumiendo grandes cantidades de alcohol y no se encontraba en condiciones de cuidar de su hija Dream, fruto de su relación con Rob Kardashian (34).

Unas copitas de más. 

Cuando los agentes registraron la vivienda, no encontraron ninguna señal de que la pequeña se encontrara en peligro o de que su madre estuviera ebria, e incluso pudieron comprobar que la niñera habitual de Dream se encontraba presente. ¿Entonces? 

Las primeras sospechas acerca de quién podría haber sido el irresponsable que había realizado unas acusaciones tan graves contra Chyna apuntaban a un miembro de su equipo de maquillaje y peluquería, con quien ella había mantenido una fuerte discusión que acabó con el despido de la empleada.

La venganza se sirve en un vaso de chupito. 

Apenas unas horas después de que las autoridades se marcharan tras comprobar que no había ningún motivo de alarma, regresaron al hogar de la celeb para escoltar a la maquilladora en cuestión y asegurarse de que no se producía ningún altercado entre Chyna y ella mientras recogía algunas de sus pertenencias que aún continuaban en la casa.

Afortunadamente, ambas supieron comportarse como adultas y despedirse de forma cordial y sin llegar a las manos, que es lo más importante. 

La que han liado en un momento...