adele / INSTAGRAM

¡Bienvenidos a Adele-landia! La cantante se compra su tercera mansión contigua

Ha adquirido un nuevo casoplón junto a las dos casas que posee en Beverly Hills

Y es vecina de Pe y Bardem.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Adele (33) se está haciendo con el monopolio de su barrio de Beverly Hills, ya que acaba de adquirir una tercera casa, junto a las otras dos que ya tenía, en el barrio con más famosos por metro cuadrado del planeta. Así, su imperio inmobiliario en Beverly Hills se hace aún más grande tras la compra de su tercera casa a Nicole Richie y su marido el músico Joel Madden, con la casa que se encuentra al lado tanto de su casa actual como de la que compró a su ex marido Simon Konecki en 2019.

La mansión de cuatro dormitorios y cuatro baños, con piscina y cancha de baloncesto, se vendió por 9.950.000 dólares el 26 de mayo. Esta jugada al más puro estilo 'Monopoly' se asemeja bastante a lo que hizo Ed Sheeran hace unos años, cuando creó su propia finca (apodada 'Sheeranville') que incluye cinco propiedades compradas por un total de 3,7 millones de libras.

No sabemos si en los planes de Adele se encuentra seguir comprando casas en el barrio, aunque de ser así acabaría 'echando' de allí a algunos de sus amigos que viven en las casas de al lado, como Jennifer Lawrence (31). De hecho, de las 33 propiedades que hay en la urbanización de Hidden Valley, 11 pertenecen a actores, actrices y cantantes súper famosos, como Zoe Saldana, Ashton Kutcher (43) y Mila Kunis (38) o Penélope Cruz (47) y Javier Bardem, ¡y eso solo en la manzana de Adele! 

Todo empezó cuando se separó de su marido Simon en abril de 2019, pues como no quería romper la dinámica familiar, compró la casa de seis dormitorios que tenían enfrente por 10,65 millones de dólares, para que su ex pudiera seguir estando cerca de su hijo Angelo, de ocho años.

Igual ahora en esa tercera casa va a montar su propio estudio de grabación o un teatro, ya que los últimos rumores apuntan a que Adele está muy interesada en pasarse a la interpretación. Según han contado al diario Daily Mail fuentes cercanas a la artista, en los últimos meses la cantante habría estado recibiendo clases de actuación y midiendo el posible interés de los grandes estudios y productoras a la hora de contar con ella para sus próximos proyectos cinematográficos. Adele, que tiene 32 años y ha conseguido ya todos los premios y reconocimientos habidos y por haber en el sector discográfico, estaría muy ilusionada ante la perspectiva de enfocar su carrera hacia nuevas aventuras y retos.