Beyoncé y Jay Z, muy sexys en el escenario

Era una de las actuaciones más esperadas y no defraudaron.

Beyoncé y Jay- Z ya había avisado sobre su actuación conjunta sobre el escenario de la gala de los Grammy 2014. El matrimonio no defraudó y con su espectáculo consiguieron subir la temperatura de los allí presentes y de los millones de espectadores de los premios más importantes de la música.

Todo el escenario a oscuras y allí esperaba una sensual Beyoncé sentada sobre a horcajadas sobre una silla. Micrófono en mano la cantante, con un body negro, se pone a interpretar Drunk in love. Durante unos minutos la diva estuvo cantando mientras hacía movimientos sexys sobre una silla.

Jay-Z salió después y se puso a rapear. Y ahí comenzó un auténtico espectáculo entre ellos. Primero se cogieron de la mano. Después se pusieron espalda con espalda, ella comenzó a tocarle y tras conseguir caldear el ambiente el matrimonio culminó su actuación con un beso que levantó de sus asientos a los allí presentes y llenaron el Staples Center de una gran ovación.