Marcio Jose Sanchez / GTRES

¡Fuego, fuego! Se incendia la supermansión de Beyoncé y Jay Z 

En Nueva Orleans

Sustazo y disgusto para la cantante... 

CUORE.ES -

Atención que se viene noticia importante de última hora: un incendio de grandes proporciones se ha declarado en la ciudad de Nueva Orleans y, en concreto, en un barrio acomodado donde se concentran varias viviendas de estilo colonial español y, por tanto, de gran valor artístico e histórico. Qué fuerte. 

-Un incendio arrasa uno de los clubs de Amaia Salamanca y Rosauro Varo

-Uups!! Britney Spears confiesa que incendió su gimnasio 

-Y después del incendio, a Miley Cyrus le saquean el trastero

Aunque el cuerpo de bomberos de la villa ha conseguido finalmente controlar y extinguir las llamas y, por tanto, evitar daños mayores en el vecindario, el portal de noticias TMZ asegura que una de las mansiones que más se han visto afectadas por el suceso, aunque no han trascendido demasiados detalles aún, pertenece al matrimonio formado por Beyoncé (39) y Jay Z (51): se trata de una propiedad valorada en dos millones y medio de dólares.


Fuentes consultadas por el medio señalan que se necesitaron 22 bomberos para sofocar el fuego y devolver relativamente la normalidad al exclusivo barrio de Garden District, cuyos vecinos tendrán que empezar a gestionar ahora las necesarias reformas y demás trámites administrativos para recuperar el esplendor de sus propiedades. Por aquí te dejamos un vídeo del momento para que veas la que se ha liado... 


"Si los bomberos hubieran llegado un poco más tarde, el resultado podría haber sido mucho peor. Se trata de una casa histórica", ha revelado un informante, por otro lado, al diario The New York Post sobre el inmueble que poseen los músicos, pero en el que no residen habitualmente.

¡Menos mal que solo se ha quedado en un susto! 

Eso sí, después de comprarse este coche por 23 millones de dólares (uno de los tres Rolls-Royce Boat Tail que se fabricarán en todo el mundo)... El bolsillo de Beyoncé lo va a notar si quieren arreglar los desperfectos del incendio, a no ser que se lo cubra algún seguro.