GTRES

Bella Hadid celebra seis meses de (casi) sobriedad

No es que tenga una adicción pero el alcohol le provoca crisis de ansiedad

Ni un chupito más.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

¿Te acuerdas cuando Bella Hadid (25) contó en su Instagram que pasaba por problemas de salud mental que le hacían llorar cada noche desde hace años? Pues por fin conocemos el motivo, y sobre todo, que parece que le ha puesto solución. Resulta que la modelo tenía problemas con el alcohol, pero no de adicción exactamente, sino porque hace que sus niveles de ansiedad se disparen

De hecho, Bella solía "cancelar las salidas nocturnas" porque creía que no podía "controlar" su consumo de alcohol, y por eso ha estado prácticamente sobria durante los últimos seis meses y ha admitido que es poco probable que vuelva a consumir alcohol en el futuro porque le produce ansiedad y le hace entrar en una espiral de "dolor y estrés".

"No siento la necesidad de beber porque sé cómo me afectará a las tres de la mañana cuando me despierte con una ansiedad horrible pensando en aquella cosa que dije hace cinco años cuando me gradué en el instituto", dice. "Hay un efecto interminable de, esencialmente, ya sabes, dolor y estrés por esas pocas bebidas que realmente no hicieron mucho, ¿sabes? He bebido bastante. Me encantaba el alcohol y llegó a un punto en el que incluso empecé a, ya sabes, cancelar las noches de fiesta en las que sentía que no sería capaz de controlarme."

Además, ha admitido que ver los resultados de los escáneres médicos que mostraban los efectos del alcohol en su cerebro le hizo "mucho más difícil coger el vaso".

La modelo es cofundadora y socia de la marca de bebidas no alcohólicas Kin Euphorics y sus bebidas han actuado como un un buen sustituto a las copas, ayudando a aliviar su "ansiedad paralizante".

Así lo ha declarado a la edición americana de la revista: "Las tomo cuando tengo una ansiedad atroz y no puedo salir de casa o cuando no voy a beber alcohol pero quiero relajarme y poder hablar con la gente y socializar". Bella también ha dejado de tomar pastillas para dormir porque estas bebidas le ayudan a aliviar el insomnio provocado por el estrés. "No te deja dormido durante 15 horas, pero te calma el cerebro, el sistema nervioso y los pensamientos nocturnos. Lo bebo antes de acostarme y duermo como un bebé. Es ese momento en el que tengo mi ritual, en el que soy capaz de estar conmigo mismo. Ya no tomo pastillas para dormir. Cuando volaba tanto, era la única manera de no tener jet-lag. Pero ahora realmente tengo algo holístico y es hacer algo por mi cuerpo cada día".