GTRES

Belén Esteban, de los bricks de gazpacho a un restaurante propio

La colaboradora de 'Sálvame' no descarta montar su propio negocio.

CUORE.ES -

Belén Esteban ha estado dispuesta a traspasar fronteras desde que la conocimos por primera vez, siendo la joven que le había robado el corazón al torero más deseado de España, Jesulín de Ubrique. Ahora, que lleva años siendo la denominada 'princesa del pueblo' lo que necesita son nuevos retos y es por eso que se está planteando seguir su estela conquistadora y llegar más allá de España.

Hace unos días se presentó en el Museo Chicote de Madrid con el objetivo de dar a conocer el nuevo gazpacho kumato, que tiene un sabor "un poquito más fuerte" y que se vende algo más caro que el que comenzó a comercializar el pasado año. A pesar de esta subida mínima, Belén está segura de que este producto va a ser un éxito y, de hecho, se está planteando llevarlo a otros países.

"Me gustaría llegar hasta el extranjero. También te digo. Mi primer objetivo era triunfar con mis productos y ahora quiero llevar por el mundo la marca España", reveló muy emocionada y con su característico desparpajo ante las cámaras y los micrófonos. Y es que una vez que ha comenzado su carrera como maestra gastronómica en lo relacionado con las sopas frías, ¿qué mejor que alcanzar también el éxito donde no se la conoce?

Sin duda este podría ser un gran reto para Belén, que actualmente goza de un puesto fijo en uno de los programas más vistos de la televisión, a pesar de sus altibajos, y que se ha convertido en un personaje bastante recurrente de Mediaset. Pero sus retos personales van, incluso, más allá de dar la vuelta al mundo promocionando sus productos: ¡También es posible que tenga su propio negocio de restauración!

"No me importaría tener mi propio restaurante. Pero todo con productos hechos por mí, ¿eh?", dijo en esta presentación madrileña. A pesar de que se puede comer el mundo, por el momento Belén espera dedicarse exclusivamente a la televisión y a la gastronomía y descarta llegar a otras áreas, como el textil o la cosmética. "No quiero tener muchos productos en el mercado y, los que tenga, quiero que tengan que ver con la alimentación. Quiero centrarme en eso", ha añadido.

Con ello, ha aprovechado para recordar que hace unos días una amiga suya se puso en contacto con ella para decirle que se estaba utilizando su imagen para la promoción de unas pastillas adelgazantes y ha insistido en la necesidad de condenar este tipo de delitos. "Eso está prohibido. Yo no me he tomado nunca esas pastillas. Si las hubiese tomado y hubiese adelgazado, no me importaría promocionarlas", ha dejado caer. ¡Hombre ya!