Charles Sykes / GTRES

Bebe Rexha no tiene quien la vista y es... Por motivos 'de peso'

A pocos días de la gala de los Grammy.

CUORE.ES -

El tiempo que queda hasta la próxima gala de los Grammy 2019, debería ser una especie de sueño para la cantante Bebe Rexha, que está nominada por primera vez como Mejor Artista Revelación y Mejor Actuación de un Grupo o Dúo Country. Pero parece que todo lo contrario. 

La joven de 29 años se ha llevado un gran chasco mientras empezaba a organizar los preparativos para brillar esa noche al descubrir que ningún diseñador está dispuesto a vestirla. ¿PERO QUÉ?

La artista, como era de esperar, ha denunciado la situación en un vídeo publicado en su Instagram en el que explica con naturalidad que la norma es que las estrellas hablen con las marcas importantes y les hagan modelitos a medida, y eso fue lo que hizo su equipo, pero en su caso se toparon con una inesperada respuesta: nadie estaba dispuesto a ocuparse de su vestuario.

"Literalmente soy demasiado grande, y si una talla seis u ocho es demasiado grande, entonces no quiero llevar sus pu**s vestidos", afirma Bebe en la grabación que ha utilizado para "desahogarse" asegurando que no le importaría que alguien se negara a prestarle un vestido porque no le guste su estilo o su música, pero no piensa tolerar que lo hagan porque no tiene la silueta de una modelo. 

Bien dicho. 

"Es una locura... Lo que estáis diciendo es que todas las mujeres del mundo con una talla ocho o más no son lo suficientemente guapas y no pueden llevar vuestros vestidos".

Esa discriminación silenciosa en cine y la música ha ido conociéndose poco a poco gracias a unas pocas celebs que en los últimos años se han atrevido a pronunciarse acerca de las dificultades con que se topan antes de las temporadas de premios, cuando tienen que vestirse con varios modelos distintos en días muy seguidos y no cuentan con una firma que las respalde y se ocupe de su ropa.

Tiffany Haddish, por ejemplo, aseguró que se pondría un vestido blanco de Alexander McQueen tantas veces como pudiera (de momento lo ha llevado en dos ocasiones durante la promoción de la película 'Girls Trip', otra más para 'SNL' y de nuevo para presentar un premio en los Óscar) tras verse obligada a pagar 4.000 dólares de su bolsillo por él ante la falta de otras ofertas.

Bryce Dallas Howard, una de las actrices de moda en Hollywood gracias al éxito de 'Jurassic World', ha comentado en varias ocasiones que se ve obligada a comprar sus propios vestidos para los estrenos y que además no tiene reparo en recurrir a las opciones más low cost, como el modelo de Dress the Population que llevó a los Screen Actors Guild Awards de 2017 y que costaba 'solo' 300 dólares. 

La actriz Bryce Dallas Howard en los Screen Actors Guild Awards | Jordan Strauss / GTRES

En 2016, Leslie Jones reveló desolada en Twitter que ninguna casa de moda estaba dispuesta a diseñarle un vestido de cara a la première del 'reboot' de 'Cazafantasmas' y, aunque Christian Siriano acudió en su rescate con una impresionante creación roja, ella siguió insistiendo en la importancia de que se produjera un cambio en una industria que solo parece considerar aceptables las infames 'tallas cero' o de muestra.

Y así un montón de famosas más.