Bar Refaeli tiene problemas con la justicia de Israel

La modelo ha sido interrogada durante 12 horas.

Los rumores de que Bar Refaeli (30) tenía problemas con la justicia comenzaron hace dos días. Ayer el secreto de sumario fue levantado y se confirmaron: la modelo ha sido interrogada por supuestos delitos fiscales.

La modelo, su madre y su agente, Tzipi han vivido un interrogatorio de 12 horas. Tras este, el Tribunal del distrito de Tel Aviv ha decidido dejar en libertad a los tres interrogados. Una libertad con limitaciones y una fianza de 750.000 shekels (180.000 euros).

La pesadilla comenzó para Bar Refaeli el pasado miércoles por la mañana cuando se presentó en las oficinas de Hacienda de Tel Aviv para responder a las preguntas de inspectores y agentes de este ministerio.

Al parecer, según diferentes fuentes, tanto la modelo como su madre ocultaron algunos ingresos de sus trabajos en el extranjero, que por cierto, están muy bien remunerados. Los abogados de Bar y su progenitora han rechazado dichas acusaciones.

Por su parte, desde Hacienda han asegurado que la investigación acaba de comenzar y que esperan sacar más en claro con nuevos interrogatorios a las implicadas.

En 2010, la modelo israelí ya tuvo su primer encuentro con el fisco de su país ya que pidió ser residente en Estados Unidos para no pagar tantos impuestos en Israel.