GTRES

Movida en los Backstreet Boys más allá de la política: Brian (el proTrump) y Kevin (el que no)

Esto es más grande que lo de Fatima, esto es mayor que lo de Lourdes.

ARACELI OCAÑA | CUORE.ES -

Como fans lo decimos: no esperábamos que el futuro de los Backstreet Boys fuese este. Vale que lo que planeábamos era un tanto irrealizable (o sea, casarse con uno de ellos y vivir en una casita en Orlando quizá no fuese un sueño fácil) pero lo que no esperábamos era que algún día llegase una red social llamada Twitter, que Dondald Trump (que como mucho era dueño de edificios y un cameo olvidable de 'Solo en Casa') fuese presidente de Estados Unidos y que acabásemos viendo los trapos sucios de los primos Brian Littrell y Kevin Richardson en directo porque uno apoya a dicho presidente y el otro no. 

Como seguramente ya sepas, después de alentar acosos, 'fake news' y teorías conspiratorias, Twitter bloqueó a Donald Trump para que no pudiese mandar mensajes desde su cuenta. Acto seguido, el presidente saliente de los Estados Unidos se pasó a Parler, una red social que aparentemente ya utilizaba la extrema derecha para comunicarse "sin censura", según sus propias explicaciones.

Entonces entraba en juego nuestro amor de juventud, aquel con el que cantamos, reímos y lloramos (Brian fue operado del corazón en 1998 y bueno, los 'feelings') y aparecía en Twitter para confirmar sutilmente lo que ya ha dicho más abiertamente varias veces, que es proTrump y que también se pasaba a Parler:

"BTLittrell, venid a encontrarme... Ja, ja, ja, como '¿Dónde está Wally?' ¡Uníos a mí en Parler Social Media!".

Lo que Brian compartía en esta red social ya no podemos saberlo dado que ha perdido el apoyo de Google, Apple y Amazon y básicamente ha quedado cerrada al no tener acceso a su app ni servidores... Pero el mensaje quedaba claro.

Esto podía haber quedado ahí porque realmente no es novedoso; él mismo se encargó de confirmar a TMZ en 2017 que el grupo podía haber cantado en el acto de investidura de Trump: "Me lo pidieron a mí y no pudo ser. Yo hubiese estado ahí pero tenemos los ensayos de nuestro show en 'Las Vegas'. (...) Hollywood tiene que relajarse un poco porque estamos hablando de nuestro jefe supremo." La vuelta de tuerca y la noticia verdadera es que, como en cualquier grupo de amigos, compañeros y además familia (para que veas que los famosos no son tan distintos de nosotras), hay variedad de opiniones en los Backstreet Boys.

Y así lo dejaba claro el primo de Brian, Kevin Richardson, al publicar dos tuits en los que se establecía una conexión entre los influencers de vida sana y los seguidores más radicales de Trump (como el pequeño grupo que intentó tomar el Capitolio) y una historia sobre una enemistad entre dos mujeres de signos políticos distintos (una de ellas, seguidora de QAnon, la teoría conspiratoria de la derecha norteamericana) y no queremos ver pistas pero sí, las estamos viendo... Nosotras y todo el planeta, de hecho.

Desde luego, todo es muy sutil pero bastante claro y aunque de verdad nada salió como planeábamos de adolescentes, solo podemos resumirlo en un tuit que respondía al que publicó Brian: