@arturosanchogarnica / INSTAGRAM

Arturo García ('GH 12') se convierte en la estrella de Netflix con otro apellido

Aparecerá en 'Los herederos de la tierra'.

CUORE.ES -

La nueva serie de Netflix 'Los herederos de la tierra' se presentó el pasado 15 de abril en la plataforma como una de las grandes promesas audiovisuales de la temporada. No es para menos, sabiendo que entre algunos de sus protagonistas figuran Yon González, Michelle Jenner, Elena Rivera, Natalia Sánchez y Rodolfo Sancho. Todos ellos son algunos de los rostros más conocidos de la pequeña pantalla que, como suele pasar en este tipo de producciones, están muy bien acompañados por otros menos conocidos.

Y es que en este tipo de producciones suele ser bastante habitual que aparezcan extras que comienzan a labrarse su carrera profesional para más tarde llegar a posicionarse como protagonistas en producciones de estas características. En concreto esta ficción, que cuenta cómo es la vida de un joven cuyo sueño es convertirse en arquitecto de barcos del siglo XIV, contará con la inestimable presencia de Arturo Sancho, que interpresa al personaje de Bernat Estanyol.

¿Y de quién te estamos hablando realmente? Agárrate, que se viene fuerte. Resulta que Arturo Sancho es el nombre artístico de Arturo García, que si ya te va sonando algo más, debemos recodarte que fue concursante de 'Gran Hermano 12'. Lo cierto es que no fue la primera opción del programa, ya que en realidad Arturo fue uno de los suplentes de dos concursantes que fueron expulsados, Flor Luján y Julio 'El Feroz'.

Según ha explicado Fórmula TV, tras este momento, entraron a formar parte de la 12ª edición del famoso programa Pepa Beltrán y el propio Arturo García, que ya desde sus inicios parecía ser un donjuán a pesar de su corta edad, ya que apenas rozaba la veintena. Lo decimos porque incluso en el vídeo de presentación confesaba que estrenaba su soltería en el programa, lo que le abrió, se supone, alguna que otra puerta dentro de la casa de Gran Hermano.

Además de confesar que su corazón estaba libre, el vasco reveló que una de sus grandes pasiones era el surf y decidió, junto con su compañera Pepa, uno de los factores que determinarían el desarrollo del programa. Y es que, entonces, los concursantes se dividían en dos habitáculos y fueron ellos quien eligieron quiénes se quedaban en una casa y quienes se quedaban en otra.

Lo cierto es que a algunos de sus compañeros no debió caerles demasiado bien y tampoco a los espectadores, ya que en la sexta gala fue la propia audiencia quien decidió expulsarle solo tres semanas después de haber sido nominado por sus compañeros, con un 82,1 por ciento de los votos. Cuando llegó de Guadalix, el ya exconcursante pidió perdón por sus salidas de tono y sus comportamientos y pasó a la historia por ser uno de los concursantes más odiados del programa. Esperemos que el camino que acaba de emprender le vaya mucho mejor.