GTRES

Cuatro años de cárcel para Arantxa Sánchez Vicario por alzamiento de bienes

Los pide la Fiscalía

La extenista y su marido se enfrentan a un problemón legal.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

¿Te acuerdas de Arantxa Sánchez-Vicario? Seguro que sí, pero solo para que te hagas una idea de lo lejos que llegó la extenista a nivel de premios, queremos recordarte que la barcelonesa cuenta con cuatro títulos en Grand Slam en categoría individual y seis en categoría doble. Otros cuatro en dobles mixtos, además de cuatro medallas olímpicas y cinco títulos de Copa Federación con el equipo español. Sí, 'ciela', nos hemos metido a Wikipedia. Pero lo que te queremos contar es que la Fiscalía de Barcelona acaba de pedir cuatro años de prisión para la deportista. Para ella y también para su marido, Josep Santacana. 

El causa está, según la acusación, un supuesto plan para descapitalizar el patrimonio de la pareja. La intención habría sido evitar el pago de una deuda a un banco de Luxemburgo y con "ánimo de enriquecimiento ilícito", se puede leer en el escrito de la acusación.

Dicho documento pide cuatro años de cárcel y el pago de una multa de 8.300 euros, pero a ver cómo te contamos la historia al detalle. EFE y Europa Press han consultado el documento de acusación. Ambas las agencias explican lo que ha pasado. Mejor, lo que la Fiscalía cree que ha pasado (sí, porque lo de la presunción de inocencia es algo que hay que tener siempre en cuenta).

La entidad bancaria extranjera que te comentábamos habría adelantado un importe a un banco español para que Arantxa y su marido pudiesen abonarlo como garante de una deuda con Hacienda. Mucho dinero, y los problemas empezaron cuando dicho banco, el de Luxemburgo, le reclamó a la pareja la cantidad que había abonado.

La Fiscalía sostiene que se ideó "un plan consistente para descapitalizar su numeroso patrimonio, frustrando de este modo el cobro de dicha cantidad". Por otras palabras: se cree que Arantza Sánchez Vicario y Josep Santacana han vendido bienes para no tener como pagar la deuda, algo que como sabes es ilegal e ilícito.

Se supone que hicieron desaparecer dinero, empresas y hasta bienes inmuebles, que a su vez pasaron a estar a nombre de una sociedad uruguaya. Se habrían realizado varias operaciones de venta con el fin de obtener y ocultar el dinero que debería hacer frente a la deuda.

¿Y cómo supuestamente lo llevaron a cabo? A través de cooperadores, o lo que es lo mismo, testaferros. Resumiendo: pesa sobre Arantxa y su marido un presunto delito de alzamiento de bienes o insolvencia punible. Se les reclama cuatro años de cárcel y 8.640 eurazos de multa. A esto habría que sumarle los 6,1 millones de la deuda, así como unos tres años y medio de prisión y multa de 7.560 euros para las personas que actuaron con ellos.