Jesus Briones / GTRES

Antonio Resines pidió morir de un tiro en la UCI

Tras mucho tiempo en coma por el Covid...

El actor ha recordado sin miedo todo este tiempo atrás con... ¡Denuncia incluida!

PABLO GONZÁLEZ | CUORE.ES -

Por fin las cosas se han estabilizado, y es que durante todo el tiempo que Antonio Resines ha estado en coma, nosotras hemos estado muy preocupadas. Ahora, el actor está retomando poco a poco la vida normal... Tanto que hemos podido verle recientemente en un 'photocall' e incluso hablando con los medios. El que protagonizó 'Los Serrano' ha contado cómo ha sido todo este duro tiempo para él y ha sido muy pero que muy sincero: llegó a pedir la muerte. Madre mía. 

La pandemia causada por el Covid ha generado muchos problemas y uno de ellos fue las complicaciones que Antonio Resines sufrió. Ahora que ya podemos verle recuperado, el actor ha concedido una entrevista a El País, donde no ha tenido problema alguno en hablar sobre todo este tiempo y todo lo que viene ahora. 

Antonio Resines ha sido claro y ha recordado todos los pensamientos negativos que se le pasaron por la cabeza en aquel momento. "Me quería morir, ya no podía más. De hecho, se lo dije a los médicos: Pegadme un tiro de una vez… Pero no os preocupéis, dejo ante notario que lo he pedido yo para que no tengáis problemas. Cuando fui consciente, me tiré cuatro días pidiendo perdón a todo el mundo".

Las declaraciones del actor nos han dejado impactadas y es que todo este tiempo ha tenido que ser durísimo tanto para él como para sus familiares, pero gracias al incansable trabajo del equipo médico del Hospital Gregorio Marañón, podemos escuchar ahora a Antonio Resines.

Además, esto no ha sido todo si no que Resines ha seguido narrando lo duro que ha sido todo... Y sin tapujos. "Quería irme de ahí, a leer el periódico con un amigo que se murió hace ocho años, Rafa Santillán. Tomarme un café o una caña con él y otros también de por aquí, pero para eso me tenía que morir. Mandé una carta a mis padres. Pero una carta como de alguien que no sabe escribir, como de película de paletos. Les decía que en el tránsito cuidaran de Ana y de Ricardo, mi hijo. Me cansé, me cansé de verdad, me estaba yendo… Probablemente me encuentre a mis padres y a mis amigos por ahí, me figuré. En ese momento creí, sí, que quizá hubiera algo".

Antonio ha querido valorar y destacar el gran trabajo de los equipos médicos y sobre todo, ha aprovechado la ocasión para lanzar una clara denuncia a la poca financiación que recibe la sanidad pública: "El seguimiento lo hacen intensivistas, especialistas en infecciones, psicólogos clínicos, psiquiatras, equipos que se turnan. La UCI es un sitio impecable. El problema fundamental de la sanidad no son los trabajadores, son las infraestructuras y la falta de dinero y de personal. Ahora, los que atienden y se dejan ahí la vida te tratan como si estuvieras en un palacio".