GTRES

Antonio David Flores "fue el detonante": Rocío Carrasco, rotísima al hablar de su intento de suicidio

Todo por 'GH VIP'

Lo ha pasado malamente al hablar otra vez del tema, del que además se avergüenza.   

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

El intento de suicidio de Rocío Carrasco en 2019 es un secreto a voces ya. La propia Rociito se ha encargado de hablar de ello una vez más en el final de su documental, 'Rocío, contar la verdad para seguir viva'. Una vez más nos ha puesto la piel de gallina con su testimonio, ya que hablar de estos temas es muy delicado y pensamos que es bueno darle visibilidad por si puede ayudar a personas que se encuentren en la misma situación que la hija de Rocío Jurado. 

Ya lo dijo al comienzo de la docuserie y lo ha repetido ahora: Rocío no quería "seguir malviviendo" y el posible detonante fue conocer la participación de Antonio David Flores en 'GH VIP'.

"Ese día, el cinco de agosto, decidí que no quería seguir viviendo, ese día determino que no puedo, que no quiero volver a pasar por aquello, ya lo había puesto en conocimiento de la justicia, había puesto en manos de la justicia una serie de actitudes que yo consideraba maltrato", confiesa Rocío. "Me tomé varias pastillas diferentes y me quedé dormida. Fidel entró en la habitación porque yo no me levantaba y al hospital yo llegué dormida, bien lo sabe Dios que yo no recuerdo nada. En urgencias me preguntaron y les dije que no quería seguir así, que aunque no lo hubiese conseguido en ese momento lo iba a volver a intentar, que siempre me quedaría el puente de Segovia para tirarme desde allí". 

¿Pero por qué Rocío vuelve a hablar de esto ahora? Pues porque al parecer, fue cuando su ex y su hija participaban en 'GH VIP', cuando ellos conocen el informe de su intento de suicidio y Antonio David lo quiere vender a la prensa. 

Ahora, Rocío asegura que se arrepiente de su decisión y dice que fue cobarde por su parte: "Me ingresaron en un hospital especial y allí fue donde tomé consciencia de la gravedad de lo que había intentado y me di cuenta de que era una soberana putada para los míos, pero en ese momento no piensas en nada ni en nadie, solo piensas en que no quieres volver a pasar por lo mismo ni a ver el odio en tu hija ni volver a sentirte mala madre, que has perdido las dos cosas más importantes de tu vida, y que no quieres volver a verlo reflejado en la televisión mientras estás cenando en tu casa. Fue una cobardía y me avergüenzo de ello". 

¡Mucho ánimo!