Antonio Carmona cree que su ángel de la guarda es Ángel Nieto

Una corte celestial se encontró en el túnel.

VICTORIA LUPIÁÑEZ | CUORE.ES -

Vaya susto nos dio hace unos meses Antonio Carmona cuando fue hospitalizado por una infección que podría haber acabado en algo peor... Por suerte, ya está recuperado y renacido, y el excomponente de Ketama ha ido a echar un ratito a 'El Hormiguero' con Pablo Motos y las hormigas.

Lo cierto es que la mayor parte de la entrevista se centró en la enfermedad del cantante y en su recuperación. Carmona fue operado dos veces de urgencia por culpa de una infección bacteriana y estuvo en coma inducido durante una semana. La cosa pintaba mal para él pero al final todo quedó en un susto.

¡Y qué susto, Antoñito!

El cantante asegura que mientras estuvo en coma vio "ángeles a su alrededor" entre los que se encontraban su padre o el piloto Ángel Nieto. La verdad es que Antonio Carmona llegó a pensar que la cosa estaba más chunga de lo que él podía imaginarse, menos mal que todo acabó saliendo bien.

Una cosa no quita la otra, y fueron momentos muy duros en los que el cantante confiesa que un poquito de humor vino más que bien para subir los ánimos. De hecho, Antonio ha contado alguna que otra anécdota, como cuando en la sala de espera había ni más ni menos que unas 50 personas esperando por él.

Nos los imaginamos bajando de un autobús.

Un poquito de vergüenza sí que pasó, pero está enormemente agradecido por todos los que se han preocupado por él y han estado pendientes.

CORDON

Para anécdota la que le hizo vivir su mujer, que pensó en ponerle una peluca y una barba blanca para hacerle creer que había estado años en coma en vez de una semana.

Somos muy fans de esta señora.

Pero si Carmona tiene que estar agradecido con alguien es con ella, pues a pesar de tomarlo con filosofía (y humor), no se apartó de su marido en ningún momento y estuvo luchando con él. Tanto es así, que asegura no tener palabras para agradecérselo, al igual que a sus hijas (recuerda que Lucía le cantaba en la convalecencia) y a su madre.

CORDON

Lo mejor es que ya está guitarra en mano.

No podemos alegrarnos más de verlo así de requetebién y con esas ganas de volver a darlo todo sobre el escenario.