Jesus Briones / GTRES

Ángel Martín explica cómo superar un brote psicótico lo llevó a ser más feliz

Cómo pasó y en qué le ha ayudado. 

CUORE.ES -

Hace unos meses, en uno de sus ya más que famosos informativos matinales, Ángel Martín contaba que había sufrido un brote psicótico en 2017 que le llevó a estar ingresado 15 días en el hospital. A raíz de esto, el cómico ha escrito un libro que se salía a la luz el mismo día de su confesión, 'Por si las voces vuelven', y ahora en una entrevista para El Mundo ha hablado largo y tendido de cómo pasó y por qué este brote psicótico le ha hecho más feliz

Lo primero de lo que Ángel Martín habla es de cómo fueron esas casi dos semanas ingresado en el hospital de las cuales recuerda más bien poco. "Sólo recuerdo la medicación y paseo arriba, paseo abajo por un pasillo muy largo. Tengo fotografías de aquello, flashes que me van viniendo. Poco a poco vas ampliando el puzle", explica. 

"Hay un momento en el que no sabes por qué estás ahí, pero tampoco sabes por qué están los demás, así que no puedes compararte. Sí hay un día en el que ya no puedes más. No sé qué carajo pinto aquí y entonces si me empiezo a poner nervioso", sigue contando. 

En su libro, el cómico explica que el brote psicótico sucedió por un cúmulo de muchas cosas: depresión, abuso de las drogas... Cuando el entrevistador le pregunta si llegó a tener un problema con las drogas en algún momento este contesta que: "Sospecho que sí. Mi consumo de marihuana y de alcohol era extremadamente alto. Muy, muy, muy alto. Consumía marihuana, éxtasis y alcohol y no era una cosa de ocio. Crucé la línea e imagino que eso influyó, pero tengo amigos que han fumado como hijos de pu** y se han drogado mucho más que yo y no han acabado ingresados nunca".

Su vida tras el ingreso 

"Del hospital sales en la mierda, en la oscuridad absoluta, y sin saber qué hacer ni por dónde empezar. El proceso lleva años y es probable que a día de hoy siga en ese proceso. Puede que dentro de seis meses, un año, dos o tres encuentre pistas nuevas y tenga la sensación de que ya estoy totalmente recuperado", cuenta. 

Pero Ángel Martín asegura que su brote psicótico le ha ayudado a encontrar la felicidad. "¿Qué le ha aportado la locura?", le pregunta el entrevistador. "Una reconstrucción brutal a nivel personal que me ha permitido aparcar las cosas de mí mismo que eran una mierda como un templo", explica y añade: "Soy un ser humano precioso ahora mismo".

Cuando le preguntan quién es Ángel Martín ahora mismo, él lo tiene muy claro. "No sabría explicártelo, pero probablemente Ángel Martín es un tío extremadamente satisfecho con él mismo, que es más de lo que hubiera imaginado hace un tiempo" y añade que es "extremadamente feliz".