KAB / GTRES

Anabel Pantoja mintió a Kiko Rivera sobre la incineración de su abuela

Y de ahí que el joven no llegase

Kiko Rivera fue el único familiar que faltó a la misa por Doña Ana en Cantora. Ahora, Diego Arrabal ha querido contar cuál fue el motivo. 

MARIA JIMENEZ | CUORE.ES -

Está claro que Kiko Rivera se encuentra en mitad de una batalla personal (y ya veremos si legal) con Isabel Pantoja y Anabel Pantoja. Tras no ir a la boda de su prima y dejarla de seguir en Instagram, ahora se ha sabido que el joven faltó a la misa e incineración de su abuela, Doña Ana María. La pregunta es, ¿por qué faltó? La respuesta la tiene Diego Arrabal.

Según el periodista, Anabel le habría dicho a su primo que el acto para despedir a su abuela sería a las cuatro de la tarde: "Le hizo creer que no llegaría a tiempo, que no merecía la pena ir a Cantora, cuando la hora real de la incineración era a las ocho y media de la tarde". 

Además, Kiko se habría enterado de una sucia jugada más: "Cuando Kiko hace unos meses tuvo que ser intervenido de urgencia para la retirada de su balón gástrico le pidió a Anabel que se lo contara a su madre, algo que Isabel Pantoja le habría negado a su hijo en el reencuentro en Cantora, ahí se descubrió el pastel y quedo claro que Anabel no le había dicho nada de la operación a su tía". 

Pero ojito porque Diego Arrabal tenía ganas de hablar y desveló la súplica que Anabel Pantoja realizó a su primo el día antes de su boda. Según el paparazzi, Anabel suplicó a su primo que acudiera a la boda al enterarse de que no iba a ir: "Recuerda que tengo la exclusiva, tú eres el padrino y las niñas tienen que llevar las arras, si tú no te quedas por lo menos que se queden Irene y las niñas". 

Anabel Pantoja, suma y sigue

Estas declaraciones llegan después de una semana en la que la resaca emocional de su boda aún le pesa. De hecho, la joven lo está pasando muy mal porque no se habla con su primo Kiko Rivera.

Ella misma entraba en directo en 'Sálvame Deluxe' para explicar por qué su primo Kiko Rivera ha dejado de seguirla en Instagram y no le habla.

"Ni idea, no tengo ni idea. No lo sé... Yo le llamé el día de la boda antes de irme para el pueblo. Hablé con Irene [Rosales] y me dijo que fuese feliz y disfrutara. Con Kiko no pude hablar, le dije que me llamase y no me llamó más. Siento y pienso que su ausencia está super justificada. Me ha extrañado, pero yo más no puedo hacer. Le llamé momentos antes de mi boda, en el día más importante de mi vida, estoy con él en un momento duro y no me han escrito ni para decirme 'oye qué guapa' ni felicitarme, ni nada de nada. Yo lo que quiero es que él esté bien y se recupere. Me alegro mucho de ese acercamiento con su madre, que es lo más importante. Me pidió perdón por no asistir y yo le digo que no me pidieran perdón, que lo entendía. Le di las gracias por haber hecho el esfuerzo de venir, no sé qué problema hay. Yo sí planteé que Irene se quedará con las niñas y se lo pedí por favor, pero también lo entendí. Si él tuviera un problema y si cree que he metido la pata que me lo diga que se lo explico", decía para después echarse a llorar.