GTRES

Ana Obregón sufre otro palo: ahora, su madre

Ingresada en el hospital

Un año después del fallecimiento de su hijo Álex Lequio.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Quedan pocos días para que se cumpla un año de la muerte de Álex Lequio y Ana Obregón sigue sufriendo muchísimo por la desaparición de su hijo. Pero no es lo único porque la actriz acaba de recibir otro varapalo: Ana María, su madre, ha sido ingresada de urgencia en una clínica de Madrid.

La noticia la da SEMANA en exclusiva. Lo hace con fotos de la actriz junto a sus hermanas, quienes se están turnando para que Ana María no esté sola. Son días duros para Ana Obregón. Tanto ella como los demás miembros de la familia quieren seguir de cerca la evolución de la progenitora, algo perfectamente normal y entendible en casos como este.

La actriz tiene una relación muy cercana con su madre. De hecho, la última vez que vimos a Ana María en público fue precisamente a través de una bonita foto que publicó Obregón en su cuenta de Instagram. Lo hizo para señalar y celebrar los 95 años del padre, y además añadió un precioso texto: "Muchas felicidades, Papá. Hoy cumples 95 años de la mano del amor de tu vida por casi 68 años. Daría el resto de mi vida por poder celebrarlo todos juntos como siempre, pero estoy segura de que alguien desde el cielo te está cantando cumpleaños feliz. Alguien que te admiraba y te quería muchísimo como todos tus hijos, nietos y bisnieto", escribió la de 'Ana y los Siete'.

No están siendo años nada fáciles para Ana. Esta publicación de la actriz tiene fecha del 18 de febrero, época en la que su madre se encontraba perfectamente.

No es la primera vez que ingresan a la progenitora. Ana María ha pasado varias veces por el hospital: un derrame cerebral hace más o menos seis años y una complicación cardiaca en 2017. Desde Cuore, le deseamos una rápida recuperación. Y queremos también enviarle nuestro cariño a la actriz.

Álex Lequio, el hijo de la actriz junto a Alessandro Lecquio, falleció hace un año tras luchar durante contra un cáncer muy agresivo. La noticia nos dejó a todos helados, pero ha sido Ana la que más ha mostrado su inmenso desconsuelo. Lo ha ido haciendo sobre todo en las redes sociales y con la intención de aliviar así su dolor. En Nochevieja Ana se lanzó a dar las Campanadas, y su aparición en televisión fue sin lugar a duda una muestra más de su enorme fuerza interior. Estamos seguras de que seguirá siendo un ejemplo de superación.