Lorena Castell / INSTAGRAM

Ana Morgade nos presenta a su "bebé oso" con muy buena cara

Ana Morgade nos cuenta cómo está tras dar a luz

Bueno, como dice ella, con "cara de humana" gracias a los filtros de Instagram. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Poco a poco las famosas van pasando por el paritorio después del baby boom de cuarentena, y ahora ha sido el turno de Ana Morgade. La colaboradora y su marido ya son papás y ella misma se ha asomado a las redes sociales para contarlo, al igual que ha hecho durante todo el embarazo enseñando la buena barriga que se gastaba. Ahora, después de unos días de "tranquilidad", por fin nos ha mostrado un poquito a su bebé y nos ha contado cómo lleva eso de la maternidad.

Ha sido en Insta donde Ana ha enseñado su buena cara, gracias a ese solazo y a ese filtro como ella misma dice. ¿Preparada para ver a 'babymorgade'? 

"He cazado un oso (y he recuperado el rostro humano, que llevaba tres días que parecía un mapache entre escombros). Qué bonita la maternidad, y qué bien también los filtros que te quitan las ojeras. TODO BIEN AMIGAS." ¡Cuánto nos alegramos, Ana! 

Poco podemos intuir de este bebé más que debe estar más a gusto que en brazos. 

Fue a finales de 2020 cuando nos dio el notición de que estaba embarazada, y desde ese momento sus post sobre la evolución de su embarazo y de su tripa han sido constantes, por ese mismo motivo era impensable que no soltara el bombazo de que había dado a luz, y que ahora no deje de enseñarnos cómo crece su osito. 

"Alguien se ha sacado un humano del pepe? ALGUIEN LO HA HECHO. Es la única foto Mía que tengo de momento, ya lo sé... No me dan un premio a la calidad, pero mi cara de haberme pasado Jumanji es REAL COMO LA VIDA. Estoy exhausta, hente. La virgen, esto es muy salvaje. Mi bebé está divinamente y mi marido está que no se tiene en pie. Y yo, mañana os cuento". 

La verdad es que ahora tiene cara de persona. Ríete, pero un parto no es cualquier cosa... 

"Estoy igualita que Pilar Rubio", bromeaba en Twitter. Pues Ana, con los ojos cerrados la verdad que sí. 

¡Queremos más fotos de ese bebé oso ya!