Lorena Castell / INSTAGRAM

Ana Morgade habla de su 'dolorosa' experiencia como madre

La presentadora asegura que hay mucha fantasía con lo de dar el pecho

Se acuerda mucho de su madre.

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Desde el mismo momento en que se convirtió en madre hace algo más de un mes, Ana Morgade siempre ha hablado con sinceridad, y mucho humor, del tema en redes sociales. De hecho no es extraño verla subir fotos totalmente reales y además explicar con todo lujo de detalles su experiencia sin ningún tipo de filtros. "Adoro esta etapa nueva y es absolutamente imposible hacer en paz nada de lo que hacía antes. NADA. Cualquier cosa que antes hacía sin pensar: cortarme las uñas, desayunar, cambiarme de ropa, CACA. Todo hay que hacerlo como una prueba del gran Prix: muy rápido y haciendo el ridículo. Y sigo estando feliz, porque siempre he estado un pelín chalada, porque me encantan los bebés (y el mío más que ninguno), y porque la oxitocina hace el resto", aseguraba en lo primeros días de vida de su hija Martina.

Hoy, siguiendo la línea de sus divertidas publicaciones ha querido hablar de la lactancia materna, algo que últimamente han visibilizado muchísimas famosas como María Castro o Sara Sálamo, pero dándole su particular toque irónico.

"La hermosa experiencia de dar pecho cada 2 horas y media... He desarrollado habilidad para dormir como los tiburones, la mitad de mi cerebro descansa y la otra mitad sigue nadando. Llevo más de un mes durmiendo como la abuela en nochevieja: sentadita y esnucada. Es precioso? Sí. Duele como un demonio? TAMBIÉN (mucha fantasía hay con dar pecho, esto lo desarrollo otro día con el cerebro despierto entero)", ha comenzado a decir en su publicación.

En estos momentos que está viviendo cómo es la maternidad en primera persona, es inevitable acordarse de su madre, y solo de pensar que lo ha repetido hasta en cuatro ocasiones a la actriz le entran ganas de ponerle una estatua en una plaza. "Me acuerdo mucho de mi madre, que ha pasado por esto CUATRO VECES. y me entretengo pensando en qué plaza se merece una estatua. BUENOS DÍAS, EXCURSIONISTAS!", finalizaba.

Ay las madres qué sabias son

Nosotras agradecemos infinitamente su sinceridad, y desde aquí esperamos con ansia su siguiente actualización para seguir viviendo con ella esta aventura.