anaguerra_ot2017 / INSTAGRAM

A Ana Guerra no la reconocen ni en su casa en su última campaña

Este es su gran cambio.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

¿No te pasa que, sin darte cuentas (o dándote), te haces una foto con el 'modo belleza' a todo lo que da y luego no te reconoces? Si eres un poquito manitas con las tecnologías, también puede darse el caso de que te cojas el Photoshop y te pongas a retocarte que si un poquito aquí y otro poquito allí, y acabes, literalmente, con la cara de otra, ¿verdad? Tal vez tú te veas guapa, pero la gente que te conoce sabe que hay bisturí digital detrás de tu nuevo retrato favorito, y eso, precisamente, es lo que le ha ocurrido a Ana Guerra (27) en su última publicación de Instagram.

Resulta que la de 'Ni la hora' participa en la nueva campaña del pañuelo rosa de la Asociación Española Contra el Cáncer en colaboración con Ausonia, y a esta pertenecen las fotos de la discordia. "Supereditada" encuentran muchos 'followers' a la extriunfita canaria, mientras que muchos otros no dejan de decirle lo guapa que está.

Entonces, ¿demasiado retoque o no? A ver, siempre puede ser peor (recuerda la polémica portada de Gigi Hadid); pero piensa que le han llegado a preguntar en los comentarios si la que aparece junto a ella en una de las fotos es Ana Fernández (31), cuando sabemos de sobra que es ella (ya las vimos en el 'making off').

Y si solo fuera por lo de la cara nueva... Sus 'followers' también la han criticado por lo ¿moral? de sus intenciones, y es que también ha recibido comentarios donde tachan esta acción de "postureo". Además, y al hilo del a cuestión, hasta le han pedido explicaciones porque habría cancelado un concierto en Las Palmas de Gran Canaria a favor del cáncer por coincidir con el Carrefest.

Como ves, la campaña le está saliendo un pelín cara, ¿no crees? Por suerte, sus fans son más y son muchos los comentarios de agradecimiento por unirse a la campaña del pañuelo rosa de Ausonia, además de los más de 100 mil 'likes' que ya ha recibido. No obstante, una cosa no quita a la otra, ¡a ver si la reconoces!

Pasa, que hay más.