Amy Winehouse culpa al diablo de sus adicciones

Aparece en un video gritando que Satán le ha dado droga.

La cantante británica Amy Winehouse ha comenzado a grabar su tercer disco en un estudio al este de Londres y se ha dejado filmar por una cámara mientras prepara su próximo trabajo discográfico.
En el video de la grabación, Amy aparece tocando algunas notas con su guitarra y gritando que el diablo le había dado las drogas que ha consumido en ocasiones.
Amy Winehouse ya ha sido tratada anteriormente por su adicción a drogas como la cocaína que ponen en peligro su salud y su carrera musical.