Bang

Amber Heard y la 'no erección' de Johnny Depp: había motivos para contarlo

Más del juicio

Siguen saliendo detalles del juicio que hasta ahora no conocíamos. 

CUORE.ES -

Las más de seis mil páginas de documentos judiciales que habían sido selladas al no utilizarse finalmente en el mediático juicio que enfrentó a Johnny Depp (59) y a Amber Heard el pasado junio de 2022 han sido desveladas prácticamente en su totalidad. Y se vienen cositas bastante fuertecitas...

Si ya se filtraron los mensajes de texto que intercambiaron el actor de Hollywood y su amigo Marilyn Manson en los meses anteriores al inicio del proceso legal, que dejaron patente el miedo con el que el roquero afrontaba la posibilidad de que su mujer, Lindsay Usich, siguiera el mismo camino que la exmujer del actor y decidiera llevarle a los tribunales, ahora ha salido a la luz la estrategia que los abogados de Amber trataron de desplegar para vincular la supuesta disfunción eréctil que sufría el intérprete con la también presunta violencia que habría ejercido contra su antigua esposa.

En una de las disertaciones que la defensa de la actriz registró ante el juzgado, el 28 de marzo de 2022, se sostenía que el protagonista de 'Piratas del Caribe' había forzado a Amber a mantener relaciones sexuales en aquellos momentos de rabia que, supuestamente, le generaba su falta de vigor sexual. En esos casos, y siempre de acuerdo con lo dispuesto en el texto, el artista se volvía muy violento y empleaba objetos tales como una botella para penetrarla.

"Aunque el señor Depp prefiere no desvelar su problema de la disfunción eréctil, esta condición es absolutamente relevante en el argumento de la violencia sexual, incluyendo los brotes de furia y el uso de una botella para violar a Amber", se puede leer en un extracto del documento que acaba de salir a la luz.

Cierto es que, durante las vistas orales, la propia Amber Heard hizo referencia a este peliagudo asunto en sus intervenciones en el estrado. Tras calificar esas relaciones abusivas de "sexo agresivo", la artista explicaba que su exmarido frecuentemente "pagaba" con ella sus propias frustraciones. "Lo llamaba sexo agresivo, a eso que Johnny no podía hacer por sí mismo. Me tiraba en la cama, de hecho, lo hizo en varias ocasiones, y me forzaba con ira", llegó a declarar.