Michael Reynolds / GTRES

Amber Heard y la campaña difamatoria por parte de Johnny Depp la deja sin escenas en 'Aquaman'

El juicio del año

La actriz denuncia y aclara el suceso de la caca en la cama. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

El juicio de Amber Heard y Johnny Depp (59) está dando para mucho y es que no hay día que no haya salseo. Ahora la actriz ha denunciado que la "campaña difamatoria" que están llevando a cabo los abogados de su exmarido ha hecho que pierda protagonismo en la película 'Aquaman' e incluso que se cambien los guiones para quitarle escenas. Pero no solo eso, Amber también aprovechaba y aclaraba todo el asunto de la caca en la cama de Depp. Sí, sí, has leído bien. 

"Me dieron un guión y posteriormente me mandaron nuevas versiones en las que, básicamente, habían limitado gran parte de mi papel", contaba Amber Heard en el tercer juicio en la corte en Fairfax (Virginia, EE UU). Según la actriz, los abogados de su exmarido habrían arruinado su papel en 'Aquaman and The Last Kingdom', cuyo estreno está previsto para 2023, al tacharla de "mentirosa" durante cada juicio. 

Amber Heard cuenta que sus apariciones en la película se habrían reducido a 10 minutos a pesar de ser una de las actrices principales encarnando el papel de la superheroína Mera. También explica que cuando se empezaron a difundir ciertas historias sobre ella "se interrumpieron las comunicaciones" con la productora. 

"Me despidieron de trabajos y campañas. Tuve que luchar mucho para mantener mi trabajo y la mayor oportunidad cinematográfica con la que he contado hasta ahora", cuenta respecto lo que también le paso en 2017 cuando logró una orden de alejamiento temporal contra Johnny Depp. 

La historia de la caca en la cama de Johnny Depp

Amber Heard negó haber dejado heces en la cama que compartía con Johnny Depp, calificando la acusación de "repugnante". Mientras testificaba en un tribunal de Virginia, se le preguntó a la actriz sobre la acusación que hizo Depp en su contra, de una vez en que le mostraron una fotografía de materia fecal en la cama después de que Heard se fuera con unos amigos al festival Coachella en abril de 2016.

Johnny Depp testificó hace unos días que la actriz de 'Aquaman' "trató de echarle la culpa a los perros", pero no creía que los excrementos que observaba en una foto pudieran provenir de sus pequeñas mascotas. "Viví con esos perros durante muchos años. Eso no vino de un perro. Simplemente no".

No obstante, la actriz negó rotundamente la acusación durante su testimonio del lunes: "Quiero decir... me reí. Era tan extraño y tan grotesco que sólo podía reír. Así que no fui allí ese día".

Starling Jenkins III, chofer y guardia de seguridad de Depp desde hace algunos años, afirmó previamente bajo juramento en el juicio que Heard le dijo que los excrementos fueron "una horrible broma que salió mal".

Ahora, durante su tiempo en el estrado, Amber Heard abordó la acusación, negando que fuera una broma intencional y sin recordar haber tenido una conversación con Jenkins al respecto. Ella testificó que uno de sus perros tenía "problemas de control intestinal". La actriz reveló que el perro estaba en la cama mientras ella hacía la maleta, por lo que se podría haber pasado por alto que fuera él quien se hiciera caca en la cama.

Cuando su abogada, Elaine Bredehoft, le preguntó si había intentado hacerle una broma a Depp, Heard respondió: "Absolutamente no".

"Primero que nada, no creo que eso sea divertido. No estaba de humor para bromear; mi vida se estaba desmoronando. Estaba en una encrucijada en mi vida. Y acababa de ser atacada en mi cumpleaños número 30 por mi marido violento de quien estaba desesperadamente enamorada y sabía que tenía que irme. No creo que sea gracioso. Es repugnante".