Sergio R Moreno / GTRES

Almudena Cid reflexiona sobre el proceso de separación de Christian Gálvez

En Instagram

La pareja decidía poner punto y final a su relación en diciembre de 2021. 

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

La separación de Almudena Cid y Christian Gálvez nos dejó perplejxs: nadie se lo esperaba pero la pareja había decidido tomar caminos separados. ¿Los motivos? Pues no se saben porque desde que salió a la luz que ya no eran un matrimonio ambos han decidido llevar esta situación de la manera más discreta posible. Ahora, ha sido la exgimnasta la que a través de su Instagram ha decidido expresar lo que siente en este duro proceso. 

Almudena ya lanzó alguna pista a través de su nuevo proyecto profesional y es que, la ahora actriz está preparando su debut en la obra de teatro 'Una historia de amor' y según ella su personaje le había ayudado mucho reflexionar sobre su situación. "Sentí que estaba haciendo un esfuerzo para el que no creí estar preparada. Pero me he dado cuenta de que sí podía. Hay una frase en el texto que de repente cambió para mí: 'Se acabó el amor'. Me fijaba en la valentía del personaje al verbalizarlo, la impaciencia por obtener respuesta", explica en una entrevista para 'El País'.

"Ahora estoy mejor, he tenido un mal concepto del amor. Creía que con el esfuerzo de dar y dar llegabas al resultado. Y el amor es otro estadio, necesito conocerme y darme a mí", añadía. 

Una reflexión en Instagram

Pero además de esto, Almudena cogía las riendas de su Instagram y se decidía a escribir un parrafaco de lo que realmente está sintiendo en estos momentos y de lo duro que es el proceso de terminar su matrimonio con Christian Gálvez.

"Hola. Vuelvo. Hace dos meses que me encontraba ante 6000 espectadores amantes de la rítmica para ofrecerles un año más un cuento. Una historia. Esta vez muy real. Tan real que la viví en mi propio ser durante los ocho minutos que les dediqué. Durante años he visto cómo mis pensamientos y reflexiones al final de la gala del @euskalgym , les inspiraba para explorar de un modo diferente lo que les ocurría dentro de la rítmica. Confieso que lo hacía desde un lugar cómodo, desde la distancia y el desapego. Quizá por la experiencia o por pura elaboración. Pero en esta última gala hablaba de mi propio monstruo. De mi propia realidad", empieza el post. 

"No les disfruté. Detrás de esta sonrisa se encontraba una Almu rota. Pero la historia debía ser contada. Por ellos, pero sobre todo por mí. Una historia que me repito en forma de mantra pero sin final. Porque si algo estoy aprendiendo es que el final lo elige o lo puede cambiar uno mismo. Algo en mí se rompió aquella noche para ser reconstruido y tener la oportunidad de bañar en oro lo que serán en un futuro unas bellas cicatrices. Así que en esas estoy. Pasando de la punta al talón, y del talón al relevé, pero avanzando", termina diciendo.