@islatentaciones / TWITTER

Alba Carrillo y su ex, Santi Burgoa, de merendola

En el cumple de su hijo, Lucas

Exparejas bien avenidas y de reencuentro, que no todo va a ser mal rollo.

CUORE.ES -

No te creas que solo los americanos saben llevar bien las rupturas, que Alba Carrillo (35) y su ex, Santi Burgoa, han quedado como amigos amiguísimos, según el reencuentro que han vivido esta semana. A diferencia de lo que le ocurre con sus otras exparejas tan mediáticas como Fonsi Nieto y Feliciano López, Alba ha demostrado que su relación con Santi no se ha visto demasiado resentida tras su reciente ruptura, de la que ella misma no quiso dar demasiados detalles cuando optó por desvelar la noticia del fin a su amor en sus redes sociales.

De hecho, ambos siguen siendo muy buenos amigos, como ha explicado la propia modelo en conversación con los periodistas que la esperaban fuera del edificio donde Lucas, su hijo con Fonsi, celebró su décimo cumpleaños el lunes 18 de octubre. Santi fue 'cazado' por los fotógrafos justo cuando abandonaba la fiesta (las revistas del corazón dan buena cuenta de ello en sus páginas) y, ante la sorpresa, muchos quisieron preguntarle por su asistencia al evento, pero se marchó a toda velocidad sin dar explicaciones.

Alba sí se paró a atender brevemente a la prensa y, con una amplia sonrisa, confirmó con total normalidad que la presencia del periodista en una ocasión tan especial y familiar era imprescindible para ella y para Lucas. "¡Claro, somos amigos!", subrayó. Además aseguró que la tarde había sido "súperguay" y que todos acabaron muy cansados tras tanta actividad.

Como se pudo ver en su cuenta de Instagram, Lucas disfrutó además de la compañía de su abuela Lucía Pariente, madre de la modelo, y también de su bisabuela, junto a la que comió hamburguesas y patatas fritas de una conocida cadena de comida rápida. "¡Cenando Mac con la abu de 99 años para celebrar el cumple y el santo de Lucas! Suerte de vida", escribía emocionada.