G3-CAT / GTRES

Aitana ha escrito una carta y es un tanto dramática

No tuvo un día fácil.

CUORE.ES -

Para Aitana (22), ayer fue un día muy complicado. Además de visitar la Academia y revivir por unos minutos la experiencia que supuso 'Operación Triunfo' para ella,  la cantante actuó por la noche en la gala 1 de OT 2018. Vaya, que se le tuvieron que remover muchas cosas por dentro y tuvo que desahogarse escribiendo.

La artista cantó 'Teléfono' y no fue su mejor actuación. Los nervios de volver a pisar el plató que la vio nacer como artista le jugaron una mala pasada. Por eso, una vez fuera de plató, compartió en Twitter un mensaje que parecía ser su manera de disculparse por cómo había cantado.

Sin embargo, ese tweet no fue suficiente. Parece que Aitana se quedó reflexionando sobre lo que había vivido y tuvo que desahogarse en una carta que escribió a sus seguidores.

En el texto, Aitana se abría y reconocía que es muy transparente y eso, a veces, puede jugar en su contra. "No sé ocultar mis sentimientos, mi dolor, mi alegría, mi nostalgia, mi pena, mi tristeza, mi espontaneidad, mi persona...la gente me cala rápido" escribió la extriunfita. Aitana también quiso hablar de cómo estaba enfocando su vida privada y parece que hablaba –indirectamente– de su ruptura con Cepeda. "Yo estoy bien, sólo quiero transmitiros (en primer lugar) que si dejo de contar mi vida privada es porque no me he acostumbrado todavía a la idea de estar tan expuesta" dijo Aitana.

También reconocía que había cometido errores pero no se arrepiente de ellos: "Yo no soy perfecta pero es que NUNCA lo seré y NUNCA he querido serlo". 

La artista ha querido reconocer que tiene sus debilidades y que está aprendiendo y pide a sus seguidores que entiendan sus errores y sus momentos de debilidad.

Aitana ha querido terminar reconociendo que es feliz –y así no asustar a sus fans– y que está trabajando para mejorar y seguir construyendo su carrera profesional.

Ahora que sabemos que el drama lo va a superar, nos encanta ver cómo la cantante cuida a sus fans. ¡Bravo, Aitana!