GTRES

Ainhoa Arteta y las consecuencias del Covid: ahora se mueve en silla de ruedas

La cantante lírica española

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

No están siendo meses fáciles para Ainhoa Arteta. Al igual que muchos famosos, la cantante de ópera se contagió de covid hace más o menos dos meses. Aunque ha conseguido superarlo, sigue sufriendo las secuelas de la enfermedad: de momento, se mueve en silla de ruedas.

La guipuzcoana ha recurrido a las redes sociales para compartir algo que le está pasando a nivel de salud y que está directamente relacionado con el covid-19. Lo hizo para agradecer al servicio de asistencia del aeropuerto de Gran Canarias, pero también para contar cuál es su estado tras haber superado la enfermedad. Ojo, porque el suyo no ha sido un covid 'leve', algo que como ya se sabe, le puede pasar a cualquiera.

Lo que te vamos a contar es porque Ainhoa ha publicado un vídeo en sus redes sociales donde se ve a la cantante y a un trabajador del aeropuerto ayudándola con la silla de ruedas. Esto porque la artista se había desplazado hasta allí para un recital en el Nuevo Teatro Viejo de Arucas.

Arteta se encuentra bien, pero hace poco sufrió un edema venoso como consecuencia del covid-19. ¡Qué susto! "Se me han inflamado las venas dentro de las rótulas de los huesos", explica ella en los Instagram stories. La verdad es que da cosilla verla en una silla de ruedas, pero si sigues el vídeo con atención, en seguida te das cuenta de que no le pasa nada serio.

La realidad es que los médicos le han recomendado descansar lo más posible. Arteta no puede caminar mucho y tiene que utilizar muletas o silla de ruedas para su día a día. Se las quita para subirse a un escenario y actuar, pero solo para esto. Todo lo demás, de momento, despacito y 'suave, suavecito'.

Ella, que de dramatismos, cero, ha querido aclarar la situación y también tranquilizar a todos los fans: "Que no cunda el pánico, estoy bien. No es nada grave, pero nada agradable", dijo. "Solo espero que "no venga para quedarse" y que pronto todo vuelva a la normalidad", remató.

Como te decíamos, su covid no fueron dos semanas encerrada en una habitación leyendo y viendo Netflix. La cantante lírica se contagió en el Palau de les Arts de Valencia. "Al principio parecía que era asintomática pero, poco a poco, se fueron agravando los síntomas. Pasaron cinco días hasta que la situación se complicó. La infección bajó a los bronquios, provocando una tos y unas flemas muy, muy feas. Ainhoa no llegó a estar ingresada, pero cuenta que la recuperación no fue fácil (ni mucho menos).

La cantante no terminó en una UCI y ni siquiera llegó a estar ingresada, pero qué quieres que te digamos... Tardó varias semanas en volver a la normalidad. De hecho, no se ha recuperado del todo, aunque lo de la inflamación dentro de las rótulas de los huesos ella espera que sea solo una secuela temporal. Ainhoa cuenta con que solo se quede en un contratiempo, y además su mensaje no podía ser más positivo: "De todo lo malo siempre se saca algo bueno", dijo.