Giphy

Adele la lía en los Grammy

Ella sola hace reír y llorar en cuestión de segundos.

CUORE.ES -

Adele (33) es especialista en ser la auténtica protagonista allá donde vaya. Que es una diva es indiscutible, pero en los Grammy 2017 lo que hizo fue convertirse en la reina del espectáculo.

Esto es todo lo que hizo y que te va a dejar con la boca abierta.

Abrió la gala cantando su 'Hello'.

Claro, porque decir 'Hola' a los espectadores nunca sobra y más si es para emocionarlos.

También rindió tributo a George Michael...

Y paró la actuación a la mitad. Porque es una perfeccionista, y porque luego pasa lo que pasa.

El año pasado, lo que pasó fue esto:

Y este año, para evitarlo:

Y lo que dijo fue: "No puedo hacerlo como el año pasado. Siento las palabrotas y siento haber empezado de nuevo. ¿Podemos por favor empezar de nuevo? Lo siento, no lo puedo estropear por él. Lo siento. No puedo. Siento las palabrotas. Lo siento de veras."

E hizo bien en empezar de nuevo, porque pone los pelos de punta y emociona...

Hasta ella misma se pasó a las lágrimas:

Y, por supuesto, Rihanna estaba tocadita:

Comprobó los dedos de Chrissy Teigen.

GETTY

Que horas antes había dicho que los tenía verdes por culpa de un caramelo que se convierte en verde con la saliva.

Le dedicó un premio a Beyoncé... Y luego lo partió en dos.

Dijo: "Es imposible que acepte este premio. Y me siento honrada y agradecida y agraciada pero la artista de mi vida es Beyoncé, y su álbum, para mí, el de 'Lemonade', Beyoncé, fue tan increíble, y tan bien pensado. Y tan bonito y con alma y todos pudimos ver otra faceta tuya que no siempre nos dejas ver, y lo valoramos. Y nosotros, todos los artistas, te adoramos. Adoramos tu luz. Y el modo en el que haces que mis amigos y yo nos sintamos, el modo en el que haces que se sientan mis amigos negros es poderoso, y tú haces que se sientan orgullosos de sí mismos. Y te quiero. Siempre te he querido. Y siempre te querré."

A todo esto, claro, ella llorando...

Beyoncé llorando (un poco como pensando: "Ay, tía, yo no lo hubiese hecho por ti")...

Y acabó su discurso, cuando las cámaras ya no estaban enfocando, partiendo el Grammy en dos:

CORDON

Desde luego, fue una gran noche para la música, pero sobre todo para pasar de la risa al llanto...