GTRES

Adara Molinero por fin se realiza la operación que tanto necesitaba

Está feliz

Radiante de felicidad, Adara Molinero ha compartido con todos sus seguidores por qué ha pasado por quirófano y por qué no puede estar más contenta con el resultado.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

No es la primera vez que Adara Molinero (29) pasa por el quirófano, pero sí la primera vez que sale de él viéndolo todo claro... Broma de alto nivel que será recordada por todos cuando Cuore celebre su 100º aniversario. O no, a saber dónde estamos dentro de tanto tiempo. Retomando el tema, resulta que Adara ha entrado de nuevo en quirófano y esta vez ha salido de la sala de operaciones con una visión totalmente renovada. Y no, no es broma. Es literal.

"¿Qué tal por aquí? Bueno, bueno, bueno... Estoy feliz. He salido a la calle, he mirado de lejos y he dicho 'no puede ser'. Veo incluso mejor que con las gafas. Estoy flipando, fascinada... No voy a ser exagerada pero quería llorar de la emoción", decía en un Stories en el que no podía disimular su cara de felicidad absoluta.

Adara Molinero recién operada de miopia
INSTAGRAM

No es la primera operación de Adara Molinero

Fue en octubre de 2019 cuando a Adara Molinero no le quedó otra y decidió que debía operarse para arreglarse las prótesis que lleva en el pecho porque "me duele cuando me tumbo y me pongo de lado, la prótesis se me va hacia el lateral", les contaba a todos sus seguidores en unos Stories. Y aunque todo salió bien y la joven volvió pronto a casa, lo cierto es que la anestesia le hizo pasar un mal momento.

"Buenos días. Llevo toda la mañana vomitando la anestesia", decía tumbada en la cama (o sofá) y con cara de, efectivamente, llevar toda la mañana vomitando la anestesia. Y bueno, lo cierto es que poco podemos decirle a Adara que no sea que sentimos muchísimo que esté pasando estas molestias, pero que todo pasa y que lo importante es que la operación haya salido bien.

Rodri Fuertes, siempre a su lado

A pesar de las idas y venidas que ha sufrido la pareja durante toda su relación, Rodri siempre ha estado ahí para Adara cuando esta ha pasado un mal momento de salud o, como en este caso, se ha tenido que someter a una sencilla operación, pero un tanto incómoda. Además, ha sido muy divertido ver (ejem, ejem) cómo mientras Adara Molinero decía en sus Stories que veía fenomenal, Rodri desde su propia cuenta de Instagram la miraba (ejem, ejem) y decía: "No ve ni un pijo". Ains, con los disgustos que nos da esta pareja, y lo bien que nos lo hacen pasar en otras ocasiones.