GTRES

El acosador de Kendall Jenner vuelve a las andadas: nueva detención y mucho miedo

Ha vuelto a intentar colarse en su casa tras salir de la cárcel

Y no es el único que tiene

PATRICIA ÁLVAREZ | CUORE.ES -

Hace cosa de un mes te contábamos que Kendall Jenner (25) había conseguido una orden de alejamiento temporal contra un hombre que estaba obsesionado con ella. Pues bien, pese a que esa batalla legal la ha ganado ahora le queda otra peor por delante ya que un nuevo acosador ha hecho acto de presencia en su casa, y no es la primera vez que lo hace. 

La casa de California de la modelo ha sido objeto de múltiples visitantes no deseados en los últimos meses y hace unos días, le tocó volver a llamar a la policía cuando un hombre saltó un muro para entrar en su casa después de haber sido rechazado previamente por los guardias de seguridad de la urbanización.

Según publica 'TMZ', el hombre de 23 años había intentado atravesar la entrada de seguridad del complejo, pero fue rechazado por los guardias, que lo reconocieron por haber intentado colarse en casa de Kendall anteriormente. Sin embargo, tras ser rechazado, saltó un muro para entrar en la casa y se cortó la mano al hacerlo.

Por suerte, esta vez los guardas de seguridad llamaron la policía y detuvieron al sospechoso antes de que llegara a la puerta de la casa de Kendall, y fue trasladado después al hospital para recibir tratamiento antes de ser fichado por un delito menor de allanamiento. Pasó unas 10 horas en la cárcel antes de ser liberado.

El mes pasado, ya fue encarcelado durante 18 días cuando fue sorprendido nadando desnudo en la piscina de Kendall, y más tarde fue puesto bajo custodia por un delito de acoso después de aparecer en la urbanización de su hermana Kylie Jenner (23).

Tras esto, como es lógico, Kendall ya ha pedido una orden de alejamiento contra él y está pensándose muy seriamente lo de volver a mudarse, algo que ya hizo en 2017 cuando tuvo que enfrentarse a varios intentos de asalto similares. ¿Y cómo es que todas estas personas saben dónde vive? Pues resulta que todo se debe a las fotos de los paparazzi, que tienen la costumbre de fotografiarla a la salida de su propiedad, incluyendo detalles en esas imágenes que publican más tarde los medios que permiten adivinar su dirección, lo que ha contribuido a ponerla en un grave peligro. 

La modelo ya se ha quejado de esto, pero por el momento lo único que puede hacer por su parte, y que ya ha hecho, ha sido reforzar su seguridad privada.