adaramolinero / INSTAGRAM

El estrés pasa factura física a Adara Molinero

Normal, es que no para.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Está claro que la vida de Adara Molinero (27) ha cambiado mucho en los últimos meses. Y bueno, vale que la de todos por esto del confinamiento, la pandemia y esta nueva normalidad a la que no acabamos de coger el truco todavía. Sin embargo, la de la flamante ganadora de 'GH VIP 7' podemos decir que ha cambiado más todavía.

Sus idas y venidas con Hugo Sierra, su relación con Gianmarco Onestini que terminó como el rosario de la aurora, la participación de su madre en 'Supervivientes', el fin de su canal en Mtmadsu relación con los 'haters', su relación con Rodri Fuertes, su operación de reducción de pecho.... 

Vaya, que si a eso le sumamos también la crianza de su hijo pues como que la pobre está un poco agotada. De ahí que se pusiese las pilas con el deporte y la vida sana y ahora la joven presume de un cuerpazo de infarto que ha lucido en varias imágenes en su cuenta de Instagram que han vuelto prácticamente locos a sus seguidores.

Pero Adara no solo ha trabajado el exterior, si no también el interior. La joven ha realizado mucho trabajo personal para llegar a estar bien consigo misma y así, de paso, poder mantener una relación sentimental sana y estable con Rodri Fuertes, con el va todo sobre ruedas tras su mini-ruptura. 

Sin embargo, Adara no ha dudado en confesar que este 'no parar' de hacer cosas le ha pasado factura en el rostro y en el cuello. "Me han salido unos granos en toda esta zona y la verdad es que voy a hacerme varios tratamientos para ver si puedo hacerlos desaparecer", ha confesado en sus Stories. Aunque no se ha mostrado nada preocupada, sí que ha desvelado que estaba utilizando un filtro para que no se le notasen tanto, pero ha prometido que hará un directo cuando vaya al centro en el que se va a someter a dicho tratamiento. ¡Los esperamos impacientes!