'El Hormiguero'

William Levy habla en 'El Hormiguero' del hambre y de su trabajo como albañil

El actor de 'Café con aroma de mujer'

Siéntate que esto es importante.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Nosotras con muchísimas ganas de echarnos unas risas viendo a William Levy en 'El Hormiguero' y al final lo que sí nos echamos fueron unas 'lagrimitas'. Cero chistes porque el actor cubano lo pasó francamente mal antes de ser famoso. Hambre y falta de libertad en Cuba, país en el que nació. Y hay más. Sobre todo la locura que desató el actor al entrar al plató de Pablo Motos...

Lo de ver a William Levy sentado con las hormigas era algo que llevábamos tiempo esperando. Desde que lo hemos visto en la telenovela colombiana 'Café con aroma de mujer', la que está en Netflix. Levy ha hablado de todo, sobre todo de su fama mundial gracias al proyecto que protagonizó junto con Laura Londoño.

William tiene 41 años, pero su vida no siempre fue la de una superestrella que tiene todo lo que quiere. A los nueve pasó hambre, en Cuba: "Te dan un pan al día por persona. No puedes comprar más pan. Te dan un cuarto de pollo por persona al mes. No puedes comprar más pollo. No puedes comprar comida aunque tengas dinero. Te dan comida por raciones porque todo el mundo es igual. Es un comunismo. Así vivíamos y es difícil, pero uno lograba buscar la felicidad en medio de todo esto", recordó ante la mirada del presentador.

"En Cuba hay muchas carencias, pero lo más duro es que te quiten la libertad. Vivir en un lugar donde sabes que te puedes esforzar y dar lo mejor de ti y no tienes un futuro es un poco difícil, la verdad", añadió el actor. Y cómo ha cambiado su vida, te estarás preguntando. Emigrando a Estados Unidos, país que lo acogió a él y a su progenitor: "Mi padre era preso político. Estados Unidos nos dio asilo político y pudimos emprender una vida llena de oportunidades", dijo.

El cambio de vida en Estados Unidos

Su nueva vida en tierras del tío Sam empezó con trabajo duro, en la obra. William se ganaba la vida como albañil, trabajo por el que recibía 50 dólares al día. Un día, se fijaron en él y empezó a ser modelo, época en la que cobraba más de mil dólares diarios, ¡menudo cambio!

Cómo sucedió todo es de película: William estaba estudiando en la Universidad cuando su madre se separó. Él tenía que ayudarla y por ello dejó el béisbol (sí, también era deportista). Trabajó hasta que un día una mujer le dijo que tenía el físico de un modelo, pero que para conseguirlo debería hacerse un 'book' que le costaría más o menos 1.500 dólares. Levy no podía conseguirlos, claro. Entró en una agencia de modelos y allí mismo se produjo la magia: "Subí, pregunté, me vieron, esperé media hora y salí con un contrato. Al día siguiente, me hicieron fotografías y me pagaron por ese trabajo 1.250 dólares al día por tres días. Fue algo que pasó de un momento para otro y desde entonces no he dejado de trabajar", recordó.

Pablo Motos, 'enamorao' de William Levy

No hay muchos invitados a 'El hormiguero' que se tiren tantísimos minutos hablando con Pablo Motos, solo los políticos o alguna gran estrella, pero William lo hizo. Consciente de la audiencia que atrae un actor como William, Pablo dijo al cubano que, fuera de plató, le daría su número de móvil para que él le llamara cuando quisiese volver. ¡Qué poderío!

Tras su éxito en 'Café con aroma de mujer', el actor tiene ya otro gran proyecto con el que volcarse. Se titula 'Montecristo' y es una serie que se rodará también en nuestro país. William protagoniza y produce.