CORDON

Warren Beatty y Faye Dunaway volverán a presentar los Óscar

La cosa pinta bien.

CUORE.ES -

A pesar del fiasco del año pasado, en el que se anunció por error que 'La La Land' se había hecho con el galardón cuando en realidad la ganadora era 'Moonlight', Warren Beatty y Faye Dunaway podrán resarcirse de lo ocurrido con una nueva oportunidad.

MOMENTAZO.

A pesar de que su presencia en el escenario de la pasada edición de los premios Óscar desembocó en una de las meteduras de pata más sonadas que se han producido en los casi cien años de historia del evento, los dos actores han sido elegidos de nuevo para dar a conocer la cinta destinataria de la estatuilla más importante de la noche: Mejor película.

TMZ ha dado a conocer la sorprendente noticia tras contactar con una fuente de la producción de la gala, que además asegura que los veteranos intérpretes ya han estado ensayando durante una semana para asegurarse de que, en esta ocasión, todo marcha según lo previsto, y también para que puedan estar prevenidos ante cualquier eventualidad...

Ya sabes, más vale prevenir.

"Presentar es mucho mejor la segunda vez", ha explicado en tono jocoso la fuente, antes de revelar que la pareja de artistas que protagonizó la mítica 'Bonnie and Clyde' se encuentra estos días de muy buen humor y sin un nerviosismo adicional motivado por el mediático error que cometieron doce meses atrás. "Warren no ha dejado de bromear sobre la posibilidad de que diga que la ganadora es 'Lo que el viento se llevó'", bromea el informante.

Pese a que ellos fueron la cara visible de uno de los fallos organizativos más sonados que jamás haya tenido lugar en una gala de premios, hay que recordar que fueron dos de los representantes de la consultora 'Pricewaterhouse Coopers' que custodiaban los sobres con la identidad de los galardonados quienes entregaron a la pareja la tarjeta que no correspondía, concretamente la que certificaba el triunfo de Emma Stone en la categoría de mejor actriz.

"Warren sacó la tarjeta y no dijo nada, se quedó mudo. Cuando vi que me miraba, y que luego miraba fuera del escenario, y que después miraba atónito a todo el mundo, pensé que estaba bromeando y le dije: 'Ay, eres imposible'. Creía que la pausa dramática del que tiene el poder estaba durando demasiado", aseguraba la propia Dunaway semanas después del fiasco para expresar, a continuación, la sensación de vulnerabilidad que le invadió en pleno escenario.

"Éramos, no diría que como dos cervatillos indefensos ante la luz, pero la verdad es que nos quedamos paralizados, no teníamos idea de qué estaba pasando. Y ahora que lo pienso, claro que podía haber hecho algo para evitarlo, ¿cómo no me di cuenta de que el nombre de Emma Stone estaba en la tarjeta?", contaba al tiempo que achacaba el error a la tensión y a lo impredecible del mismo.

Bueno, a ver este año qué tal lo hacen, una cosa está clara: estaremos antentos para contártelo.

Cuidadín, cuidadín.