ISTOCK

Trucos para dormir en verano y evitar el calor

Las temperaturas suben y tú necesitas...

Palabrita de expertos.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

37 grados, 40... Y mejor no seguimos. Las temperaturas altas han llegado para quedarse y tú lo único que necesitas es dormir una noche del tirón. Dormir y comer ligero, pero ahora mismo lo que nos interesa es dejar de sufrir el 'caloret'. Misión casi imposible, si vives en determinadas zonas de España, ¿verdad? Y si encima no cuentas con un dispositivo de aire acondicionado, pues mucho peor. Desde Cuore sabemos lo que estás viviendo (estamos todos en el mismo barco), y por ello hemos recopilado unos cuantos trucos para evitar el calor y dormir tranquilamente. Ya sabes, de día en bikini (como Ester Expósito) y de noche... A intentar descansar.

1. Tu abuela te enseñó lo más importante: cerrar las persianas durante el día

Lo sabemos, lo de ir por casa a oscuras cuando fuera hace un sol radiante es un poco deprimente, pero qué quieres que te digamos. Bajar las persianas para evitar que el sol entre directamente es lo primerísimo. Además, conviene no abrirlas cuando la temperatura exterior es más alta. El Ministerio de Sanidad explica en su página web que "a partir de los 35ºC en el interior de la vivienda, un ventilador solo mueve el aire, no lo enfría". Vamos, que si quieres dormir a pierna suelta, empieza a enfriar la casa durante el día.

2. Las máscaras de frío, ¿dónde las tienes?

Sí, sí. La ola de calor ya está aquí y las máscaras de gel frío que solo usamos para descongestionar el contorno de ojos se acaban de convertir en el objeto más demandado de la casa. Sácalos del congelador un par de horas antes de ir a dormir y listo. Aquí tienes una forma de enfriarte. De nada, para eso estamos. Las almohadas refrigeradas también valen, ¿las tiraste?

3. Resiste y no eches siesta

Sintiéndolo mucho, te tenemos que desaconsejar lo de cerrar los ojos unos 20 minutillos por la tarde. Con lo bien que sabe en verano, ¿verdad? Pues nada. Con el calor que se hace sentir ahora mismo, a la cama por la noche hay que ir agotada para caer rendida.

4. El aire acondicionado no mató el ventilador

Los expertos opinan que es mejor optar por un ventilador de techo. Más allá del toque colonial que da a la decoración de tu habitación, refresca el ambiente sin que pases frío, algo que suele pasar con el aire acondicionado. Piénsatelo.

5. Por último, bebe más que un pez

Agua y más agua. Llévate una botella a la habitación para que no te tengas que levantar. Y recuerda, hay que beber agua antes de llegar a tener sed. Y antes de irse a dormir, porque según los médicos el H2O ayuda a mantener la temperatura corporal en un rango normal. Al estar deshidratado, es muy probable que sientas mucho más calor.