@supervivientes / TWITTER

La llamada de Tom Brusse a Sandra Pica en 'Supervivientes' viene con disgusto

Una ruptura telefónica a nadie le agrada.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Después de que Tom Brusse se enfrentara a la mesa de las tentaciones para ganar un sandwich XXXXL y una llamada a la que él seguía creyendo como su novia: Sandra Pica... Por fin, pudo hablar con ella largo y tendido. El temor de Tom era que Sandra no le recibiera de la misma manera que él espera y, adivina adivinanza, así fue.

Cuando la chica descolgó el teléfono tenía la voz temblorosa y eso solo quería significar una cosa: iba a dar por zanjada su relación con Tom Brusse. Sandra se ha armado de valor y ha sido muy sincera dejando claro al que fuese su novio que entre ellos ya no queda nada: "La última vez que estuve contigo no fui clara. Te dije que tenía miedo de volver a Madrid y que me pasara lo mismo y me pasó. Estoy haciendo mi vida, no tengo pareja ni nada pero estoy haciendo mi vida".

Unas palabras que obviamente a Tom le caían como un jarro de agua fría y a las que Sandra añadía que estaría esperándole en la casa que compartían en Madrid para explicarle todo lo ocurrido. "Tengo que contarte cosas. Cuando vuelvas a Madrid estaré en casa y te contaré todo. Sentimentalmente yo no estoy como estaba antes. Creo que es mejor una amistad que intentar algo", le explicaba. 

Tom no se iba a quedar callado y le reprochaba a Sandra la actitud que tuvo con él durante su viaje a Honduras. "Tú me has dicho que me esperabas y ahora me dices, después de dos meses o mes y medio, Tom, ya estoy haciendo mi vida otra vez", le decía él. 

En ese momento Sandra confesaba que había pasado algo con alguien a su vuelta a España (sí, con Julen) pero no le quiso desvelar el nombre hasta que se vieran en persona. "Cuando fui a Honduras te había respetado hasta el último momento. Pero cuando volví no fue igual. Conocí a alguien. No tengo pareja, he vuelto a casa de mi madre", seguía diciéndole. 

Después de la llamada, Tom se reencontraba con su hermana y veía un poco más la luz al final del túnel (lagrimita):