Netflix

'Bridgerton', y el fin del reinado de Miguel Ángel Silvestre: ¡Ha llegado el duque de Hastings!

¿Aún no la has visto?

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

A rey muerto, rey puesto. Lo mismo se podría decir con respecto al Duque, el mítico personaje de Miguel Ángel Silvestre en la serie 'Sin tetas no hay paraíso', ¿no? ¿Te acuerdas de aquella voz ronca diciéndole a Cata (Amaia Salamanca) cuánto la quería? Pues eso.  A duque muerto, duque puesto. El sucesor es Simon Basset, duque de Hastings, uno de los protas de 'The Bridgerton', la serie de época que Netflix nos ha regalado por Navidad.

El actor que le da vida se llama Regé-Jean Page. No se habla de otra cosa desde el estreno de la serie, que, por cierto, está arrasando en Netflix. Regé es un inglés con ascendencia en Zimbabue que lleva varios años trabajando en producciones televisivas británicas. Aquí en España no lo conocíamos, pero oye, ¡todavía estás a tiempo!

'Un movimiento sexy'

Regé-Jean nació en Londres, en 1990, pero vivió en Zimbabue hasta los 14 años. De vuelta a tierras de Su Majestad, René recuerda que el color de su piel no siempre fue una ventaja. Actualmente protagoniza la serie del momento (puede que estén mintiendo tus amigas que juran y perjuran que no la están viendo).

Volviendo a Regé, su primer trabajo importante en televisión fue con 'Waterloo Road', ficción por episodios producida y emitida por BBC. Se siguieron varios retos tanto en cine como en televisión, hasta que en 2020 lo ficharon para protagonizar 'The Bridgerton'. En 2011, por ejemplo, pudimos verlo como extra en 'Harry Potter y las reliquias de la muerte, Parte 2'. ¿A que no te quedaste con su cara?

Centrémonos en la serie que le ha dado la fama. La historia se desarrolla en la época de la Regencia británica, entre 1811 y 1820. Daphne Bridgerton (personaje interpretado por Phoebe Dynevor) es la hija mayor de la poderosa familia Bridgerton. Se estrena como debutante en el competitivo mercado matrimonial de la élite inglesa, pero espera poder seguir los pasos de sus padres, casándose por amor.

Daphne va feliz de baile en baile hasta que una revista de sociedad de la época empieza a cuestionar su honor. Los artículos los firma la misteriosa Lady Whistledown y ojito porque su voz en off se parece (y mucho) a los posts de la reina cotilla, la narradora de 'Gossip Girl'.

Un día aparece el duque de Hastings, un joven apuesto y rico, pero rebelde. Ha jurado que jamás pasaría por el altar, pero es obvio que le va a costar quedarse soltero. Sobre todo cuando conoce a Daphne, con quien termina haciendo un curioso pacto. No queremos contarte más porque te estaríamos haciendo un spoiler como un castillo, pero atiende que te va a gustar. ¿Eres fan del universo 'Cincuenta sombras de Grey'? Esta historia va un poco por el mismo camino... Escenas románticas, subiditas de tono, y 'true love' por un tubo.

La trama, de corte feminista, está inspirada en los libros de Julia Quinn. Julie Andrews ('Mary Poppins' y 'Sonrisas y lágrimas') pone voz a Lady Whistledown en la versión original. La productora ejecutiva es Shonda Rimes, autora de éxitos como 'Anatomía de Grey' o 'Scandal'. ¿Hace falta decir más?

Sí, hace. El vestuario. Los vestidos de corte imperio, las faldas etéreas al estilo Jane Austen. Por no hablar de los corsés y los escotazos. 'The Bridgerton' es también un desfile de modelitos.