GTRES

Tamara Falcó, su 'docu' en Netflix y por qué hay un cuadro pixelado en casa de Isabel Preysler

'La Marquesa', la docuserie de la hija del marqués de Griñón

O sea... Hay que verlo.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

'Tamara Falcó, la marquesa' es el título del docu-reality que la chef ha estrenado este verano en Netflix. Está siendo un éxito, más que nada porque somos muchos los que sentíamos curiosidad sobre la vida de Tamara y de todo el clan Falcó-Preysler. ¿Y sabes qué? Hay un detallito de lo más curioso. Pistas: un cuadro en el salón de Isabel. En el documental aparece pixelado y te vamos a explicar por qué.

El cuadro es enorme, aunque en la docuserie de Netflix aparece totalmente borroso. Es la obra de arte que preside el salón en el que Isabel Preysler organiza una merienda para ella, sus amigos y Tamara Falcó. Es una ocasión importante en la historia porque es allí que la influencer decide comunicarle a su madre sus intenciones: abrirá un restaurante efímero en El Rincón, el palacio-castillo que le dejó su padre en herencia.

Vale, muy bien, el cuadro y los motivos por los que Netflix ha tenido que pixelarlo en el documental. ¿Te puedes imaginar por qué? No hace falta porque El Periódico de España ya lo hizo por ti. Esta publicación explica que la obra de arte la firma el pintor catalán Antoni Tàpies, y lo asegura con base en unas fotos publicadas hace más o menos 30 años por la revista ¡HOLA! Es el mismo cuadro que hace tres décadas aparecía en un reportaje dedicado a la nueva casa de Isabel Preysler y Miguel Boyer.

Tamara Falcó e Isabel Preysler en el salón de La Meona
YOUTUBE

¿Y por qué aparece dicho cuadro pixelado? Ha sido la propia Tamara Falcó quien lo ha explicado a Los40: "En Netflix necesitas derechos para todos y ahora tampoco te lo puedo decir, a ver si nos lo van a robar. Me encanta ese cuadro porque tiene una textura muy particular. Pero fue por el tema de los derechos. Hasta los bolsos necesitaban derechos que ya les tuve que decir que me dejaran en paz", aclaró la colaboradora de 'El Hormiguero'.

Vale, muy bien. Es una cuestión de derechos de autor. ¡Misterio resuelto! ¿Y cuánto es el importe que Netflix no quiso pagar, prefiriendo tapar la obra de arte? Pues mira, El Periódico de España hizo sus investigaciones y parece que estaríamos hablando de una cifra que andaría entre los 900 y los 1.800 euros.