'El hormiguero'

Sergio Ramos se planta en 'El Hormiguero' y a Pilar Rubio casi le da algo

Pablo Motos ha vuelto

Con uno de los hijos de la pareja.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

La vuelta a la rutina no estaría del todo completa sin el regreso de 'El hormiguero' a nuestras vidas. El programa de las hormigas y de Pablo Motos ha comenzado en lo más alto con la presencia de una de sus colaboradoras más especiales (con el permiso de todos los demás). Pilar Rubio (43) ha sido la madrina de ceremonias y no veas el momentazo televisivo cuando por la puerta del plató hemos visto al marido de la madrileña. Sí, sí. Sergio Ramos (35) ha ido.

El futbolista y Motos son superamigos, tanto que el presentador ha reconocido lo mucho que los echa ya de menos. Sergio y Pilar se han ido a vivir a París, ya que al sevillano lo fichó un equipo de allí, el Paris Saint Germain. Son muchos los cambios: casa, idioma, la distancia a la que van a estar de los familiares... Pilar estaba emocionadísima y la visita de su marido le hizo mucha ilusión. Lloró, de hecho. Seguirá trabajando en 'el hormi', pero mucho menos. Aparecerá cada 15 días (aprox).

Los Rubio-Ramos se han tirado una buena parte del verano buscando casa en la capital francesa. Por fin la han encontrado, pero lo de que el dinero lo resuelve todo no es del todo cierto. La mudanza, ha contado ella, no ha sido fácil. La buena noticia es que ya está hecha y que a Pilar le ha dado hasta tiempo de ir a divertirse a 'El hormiguero'.

La de Torrejón de Ardoz estaba a punto de llevarse la sorpresa de su vida. Aunque no tenía ni idea, claro. Era un regalo organizado por su gran amigo Pablo Motos. Y sin desconfiar de nada, Pilar fue contando detallitos de su nueva vida, sobre todo la adaptación al Francés, el idioma que tendrá que aprender sí o sí. "Lo que hago es que pido cita para hacerme las uñas en una peluquería de barrio y así tengo tres horas para aprender francés gratis", explicó la colaboradora. Vamos, que está teniendo contacto con el idioma de la mejor forma posible, ¡mientras le hacen las uñas!

Cuando Pablo le preguntó qué tal se le dará a Sergio lo de hablar la lengua del país vecino, Pilar no dudó en contar que él ya se defiende mejor que ella. "Es más lanzado y si no sabe algo se lo inventa", aseguró. Vamos, que lo de dar las gracias llamando por Messi parece ser que no (guiño, guiño).

Pero vayamos al grano. Al sorpresón que se llevó ella al ver que su marido y uno de sus hijos, Marco, entraban en plató. Fue al final del programa y todo lo que Sergio quería decir es que estaba allí para apoyarla a ella, al igual que la televisiva había hecho el día de su presentación en el nuevo club. Romántico, ¿verdad? "Es mi compañera de viaje para todo", dijo él. Pilar tardó cero coma en echarse a llorar.