@secretstory_es / TWITTER

La hora sin cámaras de Cristina Porta y Luca Onestini en 'Secret Story' levanta sospechas

Jordi González les da un toquecito de atención

Lo de la supuesta pareja empieza a no colar en el reality de Telecinco.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

'Secret Story' está llegando a su fin después de muchísimas semanas de consurso y los participantes ya están jugando sus mejores cartas parar alzarse con el premio. Desde la expulsión de Julen la cosa se ha puesto tensita y entre Cristina Porta y Luca Onestini también se ha calentado con una hora sin cámaras que por otro lado ha levantado las asperezas entre los concursantes e incluso el presentador que se extrañaba un poco con la respuesta de la supuesta pareja a la posibilidad de pasar un ratito a solas

La historia viene de largo y es que cuando todavía no había surgido ni siquiera un beso entre la periodista y el hermano de Gianmarco, este último le propuso pedir una hora sin cámaras para ver qué surgía. Cristina lo tenía claro y su respuesta fue un no ya que no le apetecía que su familia le viese en esas ciscunstancias. "No lo podría disfrutar y luego no me sentiría bien porque en mi familia no se vive la sexualidad con naturalidad, cosa que yo sí hago", explicaba.

Eso sí, minutos después se pegaban un beso (de verdad) para dejar claro que entre ellos la cosa iba para delante. 

Desde ese momento la hora sin cámaras ha dado más vueltas que un tíovivo hasta que la pasada gala Jorge Javier les anunciaba que eran finalistas. Antes de entrar en publicidad el presentador les decía que tenía algo muy importante que anunciarles y acto seguido pensando que las cámaras no les grabana Cristina le decía a Luca que "si nos dicen que somos finalistas vamos al cubo a pedirlo [la hora sin cámaras]". Y él contestaba con un "eso está muy feo". Aún así, una vez termino la gala ambos fueron al cubo y dejaron caer que quería un rato a solas. 

"Crear un momento íntimo, ella y yo, cenar con una copa de vino y ver lo que va a pasar", dijo el italiano. Pero la dichosa hora sin cámaras al final no ha llegado a nada ya que los concursantes se echaron para atrás a la hora de la verdad. "Una relación no hace escaleta, ni hace un timing", les reprochaba Miguel Frigenti quien acuca a Cristina de tenerlo todo estudiado para llegar a la final. 

Y ahí es cuando Jordi González también les lanzaba su dardito envenendado dejando ver que se huele el tongo. "¿Cómo se puede pedir una hora sin nada?", les decía y Cristina Porta respondía: "Se habló pero quedó en nada". ¿Volverán a jugar sus cartas?