Jesus Briones / GTRES

El pelo de Pilar Rubio ahora es platino con mechas 'sugar candy'

En 'El hormiguero', tienes que verla

¡Cambio de look!

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Puede que Pilar Rubio (44) sea la inspiración que estés buscando para cambiar de look. No sabemos hasta qué punto te atreverías a pasarte al rubio muy rubio, ¿te ves haciéndolo? La colaboradora de 'El Hormiguero' se ha apuntado también a las mechas 'sugar candy'. Vamos, que está irreconocible pero nos encanta.

Vamos a ver. Lo de plantarse en el plató de 'El hormiguero' con un look capilar totalmente distinto es un recurso habitual, ¿no crees? Pilar lo hizo hace relativamente poco tiempo, pero ha querido volver a repetirlo. Nadie se sorprende ya con estas cosas, aunque al tratarse de Rubio, puede que todo cambie. Somos muchos los fans de la colaboradora. 

Pero qué ha hecho exactamente la mujer de Sergio Ramos para que estemos aquí hablando de su imagen. Pues mira, apareció en el plató de Pablo Motos con unas mechas de color rosa que son tendencia en estado puro. Ya las habían probado Anita Matamoros y Cristina Pedroche, pero mira, a veces hay que posicionarse. A nosotras nos chifla cómo le sientan a Pilar. Y punto.

Vale, muy bien. ¿Pero es real el cambio de look de la madrileña? La verdad es que no. Se trata de una peluca. Esto fue lo que dijo Pilar en directo: "Yo quería ser Pilar 'Rubia' y, claro, ya quiero ser rubia, rubia, rubia", soltó. "Pero con mechas de 'sugar candy', del color del algodón de azúcar, que ahora llevan todas las influencers", explicó. 

La opinión de Pablo Motos

"No sé muy bien qué decir", opinó el de Requena. Pilar estaba preparada para las críticas y tampoco te creas que se la vio afectada. Le da un poco igual lo que opine Pablo Motos de su imagen. Además, tenía ganas de explicar lo mucho que se llevan las mechas 'sugar candy' y qué las distingue: "salen de la nuca, las llevan todas las influencers", recordó.

A nivel de tendencias, Pilar contó también que los pantalones de tiro alto han muerto. Ahora, la moda son los 'low rise', muy al estilo años 2000. Si tienen graffitis, mucho mejor. Para terminar, la colaboradora confesó que se había colado en el camerino de Pablo Motos para coger (prestada) una de las camisas blancas del presentador. Se la puso al revés, asegurando que es tendencia y que se suele combinar con vestidos.